Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

19

May

¿Será que así lo entendemos?

El chiguire bipolar se ha encargado de hacernos entender lo que pasa en el país, pero con tono de humor… Porque las cosas en serio se dicen el broma…

Aquí les dejo una de las cosas que creo que es de las mejores que han realizado.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=sCJ0tXVvefw]

26

Apr

¿Que cómo lo veo?

Qué graciosa esa pregunta, me la hicieron unas 20 veces en estas últimas dos semanas refiriéndose siempre –claro está- al circuito 2 de Miranda (Chacao-Baruta-El Hatillo y Leoncio Martínez), no sé por qué la pregunta recurrente, sobretodo porque no pertenezco al circuito aunque estuve involucrada en los comandos de los dos candidatos más fuertes: María Corina Machado y Carlos Vecchio.

¿Cómo lo veo? Bueno, voy a decirles cómo lo veo, y… aunque se pregunten por qué lo hago hoy, cuando ya pasaron las primarias, sé que entenderán al final del mismo porqué sacarlo hoy y no antes, además por qué la insistencia en que tanta gente lo leyera y difundiera.

¿Cómo lo veo? Difícil, porque sufrimos de un mal terrible: creer que nuestra opinión representa la de todo el mundo, o de la mayoría de las personas. Fue curioso participar en unas primarias, en un proceso así además en un circuito donde el mayor problema ese día era: unas exitpolls, una propaganda, un tweet. Y fue curioso porque para mí, que vivo en Catia (y que no estuve ahí en todo el día) el asunto era diferente, porque en mis primarias los problemas sería de otro tipo, sería con las personas afectas al gobierno.

Pero, más allá de eso, quiero hacer una reflexión sobre el circuito más opositor que tiene el país, ese que debería ser modelo, que además debería dar el ejemplo del país. Sin embargo, tengo un reclamo que hacerle a muchos de los que participaron en los comandos. Esto nada tiene que ver con los candidatos, sino mas bien con todos aquellos que los apoyaron.

En primer lugar, el cambio se hace, no sólo se dice. Me sorprendió ver la pelea que tenían ambos comando porque: “nos quitaron un afiche”, “salió 20 minutos en televisión”; “lo apoyó tal partido”. La pregunta que me pasaba por la cabeza era: ¿Por qué no hacen su trabajo por ganar y no culpar al otro en caso de perder?”. No encontré respuesta como siempre que me hago preguntas de ese tipo, al parecer la raza humana no es lógica. Me preocupaba ver que la pelea era como si estuviésemos en condiciones de democracia, cuando en realidad formamos parte de un juego macabro que aún no logramos descifrar del todo. Es terrible, pero cierto.

En segundo lugar, (y perdonen que este post será largo) ese circuito no es Venezuela. Recuerdo que en 2004 cuando perdimos el referéndum yo gritaba que nos habían robado porque toda  la gente de la cola de mi centro votaría “sí”. Sin embargo, hoy en día comprendo que nuestra opinión o la de mucha gente que está cerca de nosotros no es representativa del país, también lo es de nuestra cuadra. Comentemos ese grave error de hablar en nombre de Venezuela (28 millones de personas) con la base d haber visto “números”, escuchar a la gente del ascensor, o la nueva moda: leer twitter. Cuando realmente lo que necesitamos es recorrer el país para saber qué quiere la gente, para sentir al país y sobre todo: para hablar con propiedad.

En tercer lugar, los suplentes sí son importantes. Capaz no tengan voto-cosa que es importante tener-, pero sí se tiene voz. En la situación en la que estamos debemos reconocer que es importante ocupar la mayor cantidad de espacios posibles. Según mi criterio, debemos tener diputados en todas las comisiones y aunque no se tenga voto, pues se puede hacer bastante ruido y podemos sumar más gente para nuestras causas.  Debemos tener suplentes preparados, que cuenten con el apoyo de los ciudadanos, que sean conocidos por todos, que no sean como los del oficialismo.

En cuarto y último lugar, considero que si queremos el cambio debemos comenzar por dar el primer paso y materializar lo imposible en lo posible. No es necesario ser como el otro, sobre todo porque si criticamos lo que unos hacen no debemos hacerlo nosotros también, pero “sin que nadie se de cuenta”. Tratar de incumplir las reglas alegando que “el otro también lo hace”, me parece una de las cosas más bajas que se puede hacer no sólo en la política sino en la vida diaria. Solemos ser de los que criticamos, pero somos incapaces de pararnos a colaborar o votar un día de las elecciones. Solemos decir que nada sirve, pero no nos metemos a ver qué podemos cambiar.

Y… sencillamente… Ser ciudadano va más allá de sólo pararte a votar, es algo más complejo y completo. Ser ciudadano implica participar activamente en las decisiones que afectan tu vida, porque sí, aunque no lo creas la política afecta el día a día de cada uno de nosotros, lo que se decida y lo que no es importante para nosotros. Ser ciudadano es no culpar siempre al otro por los problemas, es tomar consciencia de que todos los problemas son de todos nosotros.

En fin, aprendí mucho y reflexioné mucho sobre el rol de los ciudadanos, de los partidos, de los entes que gobiernas. No sé si tengan coherencia o sentido para quien lee este post, pero por lo menos para mí sí lo tiene. Espero que entendamos que Venezuela va más allá de Caracas, que los problemas reales son graves y no imaginarios, que los equipos deben pensar en que representan a un candidato, que la guerra no está aquí adentro (aunque tengamos que depurar), que esta batalla va más allá de lo electoral.

Yo seguiré pensando en función a mi país, seguiré cuestionándome cosas, seguiré preguntándome ¿Qué queremos como sociedad? Espero tener algún día esa respuesta.

17

Apr

Somos Hugo y yo. Por Héctor Méndez

Aquí les dejo un post escribo por un buen amigo, Héctor Méndez, en nov de 2008.

_______________________________________________________

Hablemos claro. Puedes sentarte de ese lado de la mesa, yo me siento de este otro; pero hablemos claro.

Te considero un ser inteligente y perseverante. Lo has demostrado desde que llegaste al poder en 1999. Te considero además un oportunista, porque llegaste justo en el momento en que tu país se ofrecía más vulnerable, cabizbajo, y abriste un camino distinto en el cual creyeron muchísimos venezolanos, casi todos.

Te convertiste en una figura con mucho poder, pero no te fue suficiente y utilizaste todas las que tuviste a tu alcance, para constituir un gobierno dependiente de ti mismo. Lo suficientemente sólido para cubrirte las espaldas con varias personas que brincaron el río y se vistieron de rojo; pero también otros más sinceros y escasos, que creyeron en tu camino y aún están dispuestos a defenderlo a capa y espada.

Después de eso, empezaron a caer las promesas. No te miento, hablemos claro. Dijiste que te ibas a cambiar el nombre si quedaba algún niño en la calle, me prometiste limpiar el Guaire, me prometiste el fin de la corrupción y te aplaudí, el punto final para la pobreza extrema, que ibas a cambiar la realidad del país… y puedo seguir. Pero eso digamos no es lo más “grave”, sino que NO me dijiste que ibas a cerrar un canal porque no pensaba igual que tú, NO me dijiste que ibas a manejar la asamblea y los fondos de dinero a tu gusto, NO me dijiste que ibas a cobrar y a darte el vuelto, NO me dijiste que ibas a dividir en mi país y a proteger a los malandros… NO me dijiste que ibas a hacer lo que te diera la gana. Entonces, como podrás ver, las cuentas no han estado claras.

De eso te culpo: de hacer lo que te dé la gana y de permitir que tu gobierno sea de comiquita, de balurdos, de títeres. No me digas que no, porque tú mismo los hiciste. Son creados por ti y tienen tu conciencia. Ninguno en su sana naturaleza se atrevería a contradecirte.

Te culpo de engañar a muchos venezolanos, quienes se rinden ante tus palabras porque han creído, creen y creerán en ti por mucho tiempo, y tú ahí tranquilo sin cumplirles, preocupándote sólo por quedarte indefinidamente a la cabeza de este país. Y es aquí donde entra el asunto que me desvela, y me permito iniciarlo preguntándote: reelegirte indefinidamente ¿PARA QUÉ?.

¿Para que continúe la desidia de tu gobierno por muchísimo más tiempo?, ¿para cortar eternamente las vías de desarrollo más básicas que tiene una sociedad?, ¿para que te inmacules ante el mismo pueblo que pisoteas?… Me dirás tú que no, que estoy equivocado, que quieres cambiar la constitución para que Venezuela prosiga en su camino revolucionario y de ahí pasarás a decirme que tú, humildemente, te propones como el ser más capaz para llevar las riendas de Venezuela en ese lindo, mejor dicho, bellísimo trecho que hay desde donde aún estamos (a pesar de tus bien ganados 10 años) hasta donde nos esperan unas dulces doncellas socialistas con uvas en la mano y abanicos para echarnos aire… y aquél petróleo por el cielo.

Entonces, propongo no preguntártelo a ti, porque sé DE MEMORIA tu respuesta. Propongo preguntárselo a la señora ama de casa que consigue todo muchísimo más caro para hacer las hallacas, al mecánico que no puede continuar con su taller porque el control cambiario lo deja frito, al señor del kioskito que lo han robado como 4 veces en el año, a la secretaria que tiene que echarle un camión de bolas para llegar sana y salva a Guatire, a los que hacen justicia en este país y no han muerto en el intento, a los de aquél pueblito que sufren día a día las inclemencias del clima y no tienen a nadie quien vele por ellos, a las madres de los chamos que han muerto mientras daban sus primeros pasos en la delincuencia, a los que trabajan en tu gobierno y se quedan callados para no perder su trabajo, en fin… a todos preguntarles ¿PARA QUÉ ACEPTARTE INDEFINIDAMENTE?

Y estoy seguro, no es pesimismo, que habrán muchísimas personas que aplaudirán tus intenciones. Porque también es parte del venezolano hacer lo que le de la gana, porque aún existe muchísima gente que celebra EL PAN DE PIQUITO, porque aún somos inmaduros y preferimos unos riales en vez de seguridad social, porque hay gente que saltaría de felicidad con tu mandato eterno para poder seguir siendo HONGOS DE LA SOCIEDAD. Y a ellos, mis más sinceras palabras de condolencia.

Por eso queda de tu parte decirme cuándo y dónde. Y estoy seguro que nuevamente los venezolanos nos levantaremos tempranito y estaremos en las colas echando vaina y jodiendo, para llegar a las urnas y expresar nuestra voluntad. De hecho, ya hasta le agarré el gustico a las elecciones. También queda de tu parte empezar a comprar conciencias, a volverte loco. Por supuesto, quedará de mi parte ir a la máquina y pulsar NO… una, dos, tres, cuatro veces… LAS QUE QUIERAS, hasta que se dañe la máquina.

Y ese día los venezolanos respiraremos profundo. Tomaremos una bocanada de aire para hablar lo más fuerte posible.

Ese día… hablaremos MUY claro.

Héctor Méndez.

30

Jan

Diccionario del Siglo XXI: Socialismo a lo venezolano

Un día de esos en los que se va por la vida pensando en pajaritos que abortan, se me ocurrió que podíamos hacer unas modificaciones en el diccionario venezolano.

A continuación las nuevas definiciones:

Paz: Dícese del acto que llevan a cabo los policías metropolitanos, guardia nacional y afectos al gobierno cuando lanzan bombas a los estudiantes y manifestaciones pacíficas. También la encontramos cuando los estudiantes chocan su cabeza contra una bota militar.

Guerra: Incitación a la violencia por parte de los Estudiantes y manifestantes pacíficos. Este acto se lleva a cabo cuando gritan consignas a todo gañote o cuando aplauden y dicen: “Estudiantes”.

Imparcialidad: se refiere a la información que sólo se da del gobierno o sólo se da de la oposición. Dependiendo del bando entenderá la palabra.

Propiedad privada: Aquello que ahora es de todos, y a lo que le robaron la palabra “privada”.

Ministerios: están directamente relacionados con la chequera del gobierno, nadie sabe por qué.

Chavistas: grupo de personas totalmente conscientes de lo que hacen, incapaces de ser manipulados por su rabia o por algún “líder”. Amables y abiertos al diálogo.

Opositores: grupo de personas (al parecer todos millonarios) que viven en un país que ya no existe y que no entienden la nueva realidad. Al parecer sus consignas promueven la violencia aunque sólo griten: LIBERTAD. También véase en Chávez.

Sensación de inseguridad: dícese de aquello que tiene que ver con un malandro, su pistola y la sensación de que me robaron el BlackBerry.

RCTV: Niñito gafo al que le pegabas en el colegio y que un día se cansó y te golpeó. (Esta definición podrá ser interpretada por un grupo “imparcial” del gobierno como un “llamado al golpe”, “desobediencia civil”, “rebelión en la granja” o “pateada de mesa en un juego de dominó”).

Personalismo: Práctica inseparable del día a día de todo aquel que quiera ser “líder” de este país, bien sea chavista, opositor, ni-ni, manager de un equipo o conserje del edificio. Algo que nunca ocurre en Venezuela. Nosotros no creemos en ningún tipo de personalismo.

Gobierno: véase en Chávez

Estado: véase en Chávez

Instituciones: véase en Chávez

Mesa de unidad: Ente encargado de dividir al país, todavía no entienden bien cuál es su función. Se rumora (como cosa rara) que se decidirán por fumanchú quiénes van para primarias, quiénes van para consenso y quiénes no van ni para el baño.

Asamblea Nacional: Organismo totalmente imparcial (ver definición de “imparcialidad”. Dícese (también) de institución dónde quiere llegar la oposición para que el gobierno no apruebe leyes para el pueblo. En fin, Véase en Chávez.

Pueblo: Esta nueva definición tiene varias definiciones a su vez:

  1. Véase en Chávez
  2. Aplica para ser una masa inerte que va cegada a marchas, manifestaciones, paros, guarimbas, Miraflores, saqueos, y afines. (Siempre dirigidos por alguien de ambos bandos)
  3. Nombre que se “auto-da”  la gente cuando quiere que el gobierno les pare un poquito de atención.
  4. Se refiere a una población pequeña mejor conocida como “Provincia”.

Globovisión: Canal imparcial de todos los venezolanos.

VTV: Canal imparcial de todos los venezolanos.

Ni-ni: grupo (muy amplio) de personas que ni ven globovisión ni vtv. Se dice (según científicos de la nasa) que la oposición no los ha sabido leer aún, dicen lo mismo del chavismo.

Partidos políticos: también tiene varias definiones nuevas:

  1. Grupo de personas que se juntan de vez en cuando para soñar en ser presidentes.
  2. Grupo de autoayuda para los que creen que no estamos enrumbados hacia la dictadura.
  3. Grupo de personas que trabajan para Chávez, pues hacen lo que él dice todos los domingos.
  4. Gente que se viste toda del mismo color. Así como ignoran al resto de los colores, parece que ignoran una realidad.
  5. Grupito chiquito de personas que se están ganando el respeto de algunas personas de la oposición (tenemos que hacer algo).

Estudiantes: grupo de locos disociados a los que se les ocurrió un día pensar en que podían vivir en un país diferente. Su mayor arma: la razón, por esto deberán ser condenados. (Ya salió el decreto)

Chávez: dícese de un líder que gobierna el país de Venezuela. Se cree estado, siendo gobierno. Se cree asambleísta, sino sólo presidente. Tiene complejo de Dios pues cree que puede estar en todas las instituciones. A todos los anteriores los convirtió en “personalistas”, aunque no cree en el culto a la persona. Se refiere también a aquél que respeta a la oposición y a la discidencia, pues sólo quiere tener PAZ con ellos. También cree ser el que representa al “pueblo”, no sabemos en cuál de todas sus facetas, pero creemos que tiene que ver con todas.

Hombre amable y abierto al diálogo que quiere evitar la guerra propuesta por los estudiantes. Aunque globovisión es un canal imparcial, igual que vtv, pasará a ser pronto como el RCTV. Tomando en cuenta la descentralización de los ministerios, que hacen su tarea solos (cobran el cheque) Entiende que la sensación de inseguridad es sólo una manipulación mediática así como la propiedad privada.

Para entender esta última definición será necesario que entienda y digiera todo el diccionario anterior.

Venezuela: país en el que nací y en el que quiero ver crecer a mis hijos. Gran potencial de ser un país del primer mundo, con líderes nuevos que te dicen: la cosa se pone interesante. Lleno de jóvenes creativos que no se calan un diccionario como el anterior. Porque las cosas son como son… Nosotros somos el futuro que está presente.

23

Dec

Un día en el metro

Carmen es una muchacha caraqueña de 21 años de edad, está terminando de estudiar en la Universidad Católica Andrés Bello y tiene una beca. Ella vive en los Magallanes de Catia con sus padres y sus dos hermanitos.

Su día comienza a las 6am (eso ya es tarde para algunos hogares caraqueños). Se levanta. Tiene que bañarse con tobito -o totuma-, y eso ha sido así desde que ella lo recuerda. Ayuda a su mamá con el café para arrancar el día con energía. Agarra su morral y se despide de sus papás. Su día está por comenzar.

Son ya las 6:55 a.m. corre para agarrar el carrito, ella reconoce que sale en la peor hora, la hora pico de las mañanas. Pasan tres carritos antes de que ella pueda montarse en uno.

Los mares de gente son impresionantes, día a día escucha las conversaciones de la gente, sus quejas, sus vivencias; sabe quela jornada será larga y espera que el servicio del metro no la alargue. Después de caminar con cuidado, pendiente de todo aquel que se acerca, pues sabe que la pueden robar, entra a la estación del metro para nuevamente hacer colas para el toniquete y para abordar el vagón.

Ya en el anden continúa la travesía, dejar pasar uno cuantos trenes, entrar a empujones en el quinto. Ya son las 7:55 a.m. Debe estar en su destino a las 8:30 a.m. Antes, todo este recorrido lo hacía apenas en 45 min, pero “Caracas se quedó pequeña”, como se lo dijo una señora un día en el metro. La ciudad creció muy rápido y con poca planificación para la cantidad de gente que vive y trabaja acá.

La mezcla de olores, sentimientos, sonidos hacen que Carmen piense que el metro tiene “vida propia”. Por ahí circulan a diario cientos de miles de personas, cada uno con su historia, cada uno con su realidad y en su mundo. Entre frenos y empujones, con breves paradas en los túneles, correr la transferencia, ella llega a su destino: Antímano.

Al pasar el rato, Carmen llega a su universidad, pasa el día asustada por la inseguridad, pero esto no le quita la energía para trabajar, estudiar, ir a la biblioteca, hablar con sus amigas. Se hacen las 8:00 p.m.,  es momento de irse a casa. Carmen camina la pasarela de la UCAB sin poder sacar el celular (baratico por cierto) pues los malandros la pueden robar cuando camine hacia el metro. Una vez adentro respira.

Sin embargo, entre el apuro, el cansacio y la angustia olvidó algo que su mamá le decía todos los días: “Hija, no te montes en el último vagón”. Corre porque suena el pito. Al cerrarse las puertas y recojerse en cabello aparecen ocho tipos con pistolas y bolsas negras. No lo podía creer, pero estaba ocurriendo, un robo masivo al mejor estilo de Hollywood.

En la siguiente estación, con ganas de llorar y sobretodo con muchísima impotencia se baja del metro, los tipos se quedan. Sabe que es injusto, sabe que esto pasa por mil razones, agarra fuerza, lo poco que le dejaron y aborda el próximo metro, en el primer vagón. A pesar de todo esto, la vida debe continuar, ella sigue con esperanzas de que este país puede cambiar y llegar a una Venezuela donde eso no ocurra.

Esta es la historia de miles de venezolanos, en el metro, camionetica, barrio o urbanización. Esto no sólo es culpa de los malos gobiernos, también está en nuestra poca capacidad para ayudar a resolver y prevenir el problema. El próximo año, luchemos más por el país para no seguir preguntándonos: ¿Hasta cuándo?

19

Dec

Caracas, más allá de sus problemas… Por Daniela Ruiz

Por Daniela Ruiz @Druizor

Para quienes vivimos en Caracas, cualquier ocasión y cualquier compañía es buena para guindarse a hablar de los insoportables problemas compartidos. Despotricar de nuestra ciudad lamentablemente se ha vuelto un hábito.

Aprovechando la época decembrina y el llamado a la reconciliación, propongo que cambiemos nuestros cristales ahumados y nos tomemos un momento para considerar lo bueno de esta ciudad; la nuestra.

Si bien el abordaje usual es una crónica de “por qué estamos como estamos” según la teoría de algún sociólogo europeo, citando autores de apellidos impronunciables para exponer una solución a nivel urbanístico, quisiera cambiar un poco ese esquema. Principalmente porque considero que aquí no hay expertos en materia: creo que todos los habitantes de Caracas no sólo conocemos la ciudad, también somos parte de ella; todos somos beneficiarios, víctimas o cómplices del  drama citadino y tenemos propiedad para expresarnos al respecto.

¿Quién mejor que el ciudadano de a pie para hablar de Caracas? En otros tiempos me habría ido a una plaza a recoger opiniones de la gente, pero como estamos en pleno siglo XXI, lo que hice fue abrir mi cuenta de Twitter, una red social en la que más de miles de caraqueños compartimos opiniones a diario,  e inicié una discusión pública virtual. Los participantes me permitieron exponerla en este artículo usando sus respectivos seudónimos (son aquellos que vienen precedidos de un “@” ej. @PedroPerez).Es así como entre diversas opiniones y sentimientos recurrentes, en los 140 caracteres que permite  Twitter recordamos juntos las razones para reconciliarnos con Caracas.

Se sufre pero se goza

A pesar de los comentarios como el de @LaDivinaDiva, quien nos aseguró (un poco en broma, un poco en serio) que seguía en Caracas porque “no le han ofrecido trabajo en New York City”, muchos de nosotros tenemos que admitir que si realmente quisiéramos podríamos irnos, bien al exterior o por lo menos a alguna ciudad tranquila del interior del país. Si seguimos en Caracas es porque, como dice @YimmiCastillo, “realmente no es tan mala”.

Les aseguro que para muchos el irse al interior ni siquiera es una opción. Y es que esa creencia de los hombres de la antigüedad de que vivir en la ciudad es vivir ante los ojos de Dios persiste hasta nuestros días. Con nuestros propios dioses modernos, claro está, pero persiste. Por eso lo demás es “monte y culebra”.

Más allá de esa razón fundamental, muchos de los que participaban en la discusión tuvieron dificultades para puntualizar qué los une a Caracas. Como sabiamente lo supo expresar @ChachoUCV: “todas las maravillas y desventuras de Caracas no caben en 140 caracteres”. Tiene razón, las posibilidades son infinitas. La misma concentración que aparentemente trae tantos problemas, permite la interacción de diversos grupos y actores, creando un valor agregado a la vida urbana; aquí hay de todo.

Como me comentaba @edgarmanuel, en Caracas está “la gente de mas real, los que tocan música en la calle, los que exponen un drama en transporte público” y los kioscos pueden vender “hasta regalos del día de la madre”. Adicionalmente, la dialéctica ciudad-individuo hace de Caracas una realidad inagotable, renovada a cada instante, impredecible. Así tenemos, en palabras de @meleciop, una ciudad “vibrante, metamórfica, multifacética, alternativa, diversa”

La noción intuitiva de que el potencial de la ciudad no está en su infraestructura se reflejó en la discusión, en la que curiosamente nadie mencionó ningún monumento, calle o plaza en particular. Coincidimos en que no son tanto los espacios los que hacen ciudad, sino las personas que se apropian de los espacios; que se sientan en sus plazas y caminan sus calles. No es lo mismo el boulevard camino a la parada, que el boulevard que recorriste de la mano con tu pareja cuando empezaron a salir, o la esquina en la que te encontraste a un amigo que tenías años sin ver. Suena anacrónico, pero son esas pequeñas cosas las que nos salvan de nuestras soledades y le dan un sentido íntimo a nuestra experiencia de ciudad.

En el caso de Caracas, el gran depositario de nuestras añoranzas es el Ávila. El cerro que sirve de fondo al escenario urbano no es visto sólo como un lugar de esparcimiento, sino como una presencia constante en la ciudad entera que nos transmite la paz de la naturaleza en medio del ajetreo citadino. Quienes vivimos en Caracas nos conectamos con el Ávila en un anhelo de armonía.

Elementos como el clima, la variedad gastronómica, el metro y el metrobús también surgieron en la discusión, pero más que exponer la agenda cultural y de entretenimiento, los invito a que si aún no tienen su propia selección de pequeños goces citadinos, salgan a descubrirlo. Diciembre es un buen momento para probar cosas nuevas.

Hagamos ciudad

En Caracas se puede estar tranquilo y, cómo no, ser feliz. Sus problemas pueden ser resueltos. Al fin y al cabo la ciudad es la manifestación de lo que sus habitantes piensan y de cómo se comportan, y mejorará en la medida que seamos mejores ciudadanos. Las cosas pueden cambiar para mejor y Caracas, más que ninguna otra, es una ciudad de oportunidades.

Como haríamos en un momento difícil con nuestra pareja, en vez de pensar en los problemas, recordemos por qué estamos aquí en primer lugar. Pensemos en las cosas buenas. Ahora, desde la experiencia inigualable de vivir en Caracas y con la vista puesta en un futuro lleno de posibilidades, hagamos ciudad.

13

Dec

¿Comunismo para el pueblo?

“Rebelión en la granja”, sí, definitivamente en ese libro pienso cuando escucho al presidente hablar, cuando veo los gastos del gobierno y sobre todo cuando analizo el tema del presupuesto aprobado para el próximo año. Es fácil decirle a los demás qué hacer cuando uno “está” o cree estar por encima de esas leyes.

Es curioso ver, creo yo, como el gobierno nacional habla de racionar la luz, de no consumir productos del imperio, de la guerra, pide “socialismo” pero sin ellos sufrir los males que todo esto implica. Tal como en el libro, este gobierno pretende cambiarnos las reglas del juego poniendo excepciones ficticias y confundiendo a los animales al hacerlos pensar que eso siempre estuvo ahí, sólo que no lo habían notado.

Eso mismo está pasando hoy en día en Venezuela con la aberración de presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional en días pasados. Podemos observar, entre otras cosas, lo que se nos presenta en http://nuestropresupuesto2010.blogspot.com, un blog hecho con la finalidad de mostrarle a la gente cómo es que se come el presupuesto del próximo año. Por ejemplo, el gasto presidencial tiene un monto de 3.322.615.068 Bs.F. (5 veces más q el presupuesto de Guárico), mientras que el se le reduce presupuesto a gobernaciones, universidades, seguridad social, y aumenta en otros rangos como seguridad nacional.

¿Absurdo? Depende de la óptica con la que se vea, pues como ya he dicho anteriormente, si te lees “rebelión en la granja” entenderás un poco más de qué va el asunto.

El presupuesto del próximo año junto con los discursos del señor presidente de la República me hace pensar que un tipo de crisis está siendo generada desde allá adentro. La estrategia: cansar y dividir. Ellos, nuevamente están ganando. Sin embargo, aún hay mucha gente valiosa haciendo cosas como para pensar que todo esto está perdido. Mientras esto ocurra, ocupemos espacios y generemos  un lenguaje común estas aberraciones quedarán al descubierto.

Es obvio que el “comunismo” (o como me gusta llamarlo el “chavismo”) es solo para el pueblo, cuando este está representado por los ciudadanos venezolanos que sufrimos la inseguridad, escasez y ahora los apagones, pero no es para el “pueblo” que toma las decisiones y que cadena nacional se reconoce a sí mismo como tal pues representa a la “voluntad popular” de su grupo de venezolanos.

Sé que hoy no he dicho nada nuevo, o por lo menos creo que no estoy diciendo nada nuevo. Pero leí con preocupación a Ledezma diciendo: “con lo ocurrido con Franklin Brito la estrategia del gobierno queda clara”. Mi pregunta fue: ¿No ha estado clara siempre? Pues para aquel que con sentido común lea algunos libros y abra los ojos verá las cosas como son.

Austeridad para el pueblo pendejo, pero para mí (el padre) no, porque debo protegerlos. Tal como el cerdo Snowball (bola de nieve) hacía para explicar porque caminara en dos patas, usaba dinero y tomaba alcohol; tan sólo tres de los “7 mandamientos” que tenían los animales de la granja en el libro de Orwell.

¿Qué nos queda? Llamar las cosas por su nombre, estar conscientes de lo que sucede en Venezuela y sobretodo no abandonar la lucha. Si nos vamos del país, ellos ganan. Si nos rendimos, ellos ganan. Si dividimos, ellos ganan. En esta batalla, debemos ganar los venezolanos que creemos en un país donde realmente todos caben. Pero no con sólo opiniones, sino también con acciones.

3

Dec

¿Quién divide?

Oposición de mi divino tormento, ciudadano de mis lamentos. Aún no lo puedo creer, no hemos aprendido la lección.

En una sociedad normal es sano que nazcan y nazcan nuevas organizaciones, partidos, movimientos, etc., pero también es sano que respetemos la competencia. En Venezuela, desde hace meses, a muchas mesas le tiemblan las “patas” cuando escuchan la palabra “redes”. Han hecho lo posible por desacreditar a muchísimas personas que trabaja ahí. Yo no he hecho lo menos, tengo muchos peros con ese “movimiento”. Al mismo tiempo, mucha gente “casta y pura” ha hecho lo propio para desacreditar a muchos que están se partidos, se olvidan que ellos estuvieron en un alguna vez.

Me llama la atención ver cómo existen dos “unidades” de la “unidad opositora”. Y parece que uno quiere anular al otro sin tomar en cuenta a esa verdadera voluntad de algunas personas que están detrás de todo el Show.

Para algunos partidos políticos el movimiento “voluntad popular” no es más que un conglomerado de gente que se unió para destruirlos a ellos con un discurso de “antipolítica”. Para algunas personas de “voluntad popular” los partidos no son más que Satanás encarnado en Venezuela. Pero, ambos se olvidan que detrás de cada estructura hay un gentío creyendo en ellos, pensando que son la esperanza de este país; ellos sencillamente prefieren atacarse mutuamente (esto sin contar a los chamos del Mov. Estudiantil –en cuanto a la esperanza).

Llevo días pensando (sin descubrir nada nuevo) que comenzaremos a salir de todo este rollo cuando nos podamos sentar realmente en la misma mesa y respetar los acuerdos, cuando podamos entrar en reuniones sin estar cargados de predisposiciones, cuando sepamos que el problema no está en Miraflores sino en cada uno de nosotros. Cuando entremos en una reunión y nuestro ego se quede esperando en la puerta hasta que un día se canse y se largue de nosotros.

Un país no se construye sólo con frases bonitas y muchas tags en Twitter, tampoco se construye con camisitas de colores y discursos elaborados. Se construye con el trabajo de todos los días, no sólo el que se hace en un barrio cuando lo “visitamos”, sino cuando no me como la luz o no me descargo música pirata por internet.

En fin, cuando dejemos de culpar a otro de dividir, de ser mal venezolano, cuando dejemos sólo de acusar al otro (el gobierno incluido) y comencemos a ver a nosotros mismos, a ser autocríticos con nosotros y nuestra actitud, ese día comenzaremos a ver un pequeño cambio en el país. De lo contrario podrá venir Dios a gobernar y su gobierno será igualmente un fracaso, porque la gente seguirá siendo la misma.

Si a ustedes que se hacen llamar “voluntad popular” realmente les interesa eso, entonces no aparten a otros actores que también tienen algo que decir. Y si a ustedes “partidos políticos” les interesa hacer Política en este país, pues a trabajar no a criticar u opinar.

Es sólo una pequeña reflexión, capaz sin sentido, salió en medio del trasnocho de tesis.

12

Nov

Ese hombre en el espejo

Michael Jackson como persona levantaba cualquier tipo de polémica y comentarios negativos. Sin embargo, nadie puede negar que la letra de muchísimas de sus canciones nos hacían pensar, reflexionar sobre cosas que ocurrían en el mundo.

Es momento de compartir una de mis canciones favoritas de MJ gracias a que un gran amigo, Andrés Guzmán, me hizo descubirla.

Esta canción dice, entre otras pocas cosas, que si quieres lograr un cambio, deberás comenzar con ese hombre (o mujer) que ves en el espejo.

Abajo la traducción.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=l9lq8oaK5Mw]

VOY A DAR UN CAMBIO
POR UNA VEZ EN LA VIDA
VOY A SENTIRME REALMENTE BIEN
VOY A MARCAR LA DIFERENCIA

AL SUBIRME EL CUELLO
DE MI ABRIGO DE INVIERNO FAVORITO
EL VIENTO ME CONFUNDE
VEO LOS NIÑOS EN LA CALLE
SIN LO BASTANTE PARA COMER
¿QUIÉN SOY YO PARA HACERME EL CIEGO
PRETENDIENDO QUE NO VEO SUS NECESIDADES?

UNA MALA PASADA DEL VERANO
UNA BOTELLA ROTA
Y EL ALMA DE UN HOMBRE SOLITARIO
SE SIGUEN UNOS A OTROS
SOBRE EL VIENTO, YA SABES
PORQUE NO TIENEN A DONDE IR
POR ESO QUIERO QUE SEPAS QUE

ESTOY EMPEZANDO POR EL HOMBRE DEL ESPEJO
ESTOY PIDIÉNDOLE QUE NO SEA ASÍ
Y NINGÚN MENSAJE PUEDE SER MÁS CLARO
SI QUIERES HACER DEL MUNDO UN SITIO MEJOR
ÉCHATE UN VISTAZO A TÍ MISMO Y CAMBIA

HE SIDO VÍCTIMA DE
UN AMOR TAN EGOÍSTA
ES HORA DE RECONOCER
QUE HAY ALGUIEN SIN HOGAR
SIN UN CÉNTIMO QUE DERROCHAR
¿PUEDO SER REALMENTE YO
PRETENDIENDO QUE NO ESTÁN SOLOS?

UN SAUCE RESQUEBRAJADO
EL CORAZÓN ROTO DE ALGUIEN
Y UN SUEÑO OLVIDADO
SIGUEN LA PAUTA
DEL VIENTO, YA LO VES
PORQUE NO TIENEN A DONDE IR
POR ESO ESTOY EMPEZANDO CONMIGO MISMO

ESTOY EMPEZANDO POR EL HOMBRE DEL ESPEJO
ESTOY PIDIÉNDOLE QUE NO SEA ASÍ
Y NINGÚN MENSAJE PUEDE SER MÁS CLARO
Letras4U.com » letras traducidas al español
SI QUIERES HACER DEL MUNDO UN SITIO MEJOR
ÉCHATE UN VISTAZO A TÍ MISMO Y CAMBIA

ESTOY EMPEZANDO POR EL HOMBRE DEL ESPEJO
ESTOY PIDIÉNDOLE QUE NO SEA ASÍ
Y NINGÚN MENSAJE PUEDE SER MÁS CLARO
SI QUIERES HACER DEL MUNDO UN SITIO MEJOR
ÉCHATE UN VISTAZO A TÍ MISMO Y CAMBIA

ESTOY EMPEZANDO POR EL HOMBRE DEL ESPEJO
ESTOY PIDIÉNDOLE QUE NO SEA ASÍ
Y NINGÚN MENSAJE PUEDE SER MÁS CLARO
(SI QUIERES HACER DEL MUNDO UN SITIO MEJOR)
(ÉCHATE UN VISTAZO A TÍ MISMO Y CAMBIA)
(TIENES QUE HACERLO BIEN, MIENTRAS HAYA TIEMPO)
(PORQUE CUANDO CIERRAS TU CORAZÓN)
NO PUEDES CERRAR TU…
(ENTONCES CIERRAS TU MENTE)
TU MENTE

ESE HOMBRE, ESE HOMBRE, ESE HOMBRE, ESE HOMBRE, ESE HOMBRE
ESE HOMBRE, EL HOMBRE, YA SABES, ESE HOMBRE

SI QUIERES HACER DEL MUNDO UN SITIO MEJOR
ÉCHATE UN VISTAZO A TÍ MISMO Y CAMBIA

VOY A SENTIRME BIEN DE VERDAD, SÍ
NO, NO, NO, NO
VOY A HACER ESE CAMBIO
ME VOY A SENTIR BIEN DE VERDAD
VAMOS

LEVÁNTATE
LO SABES, TIENES QUE PARARLO TÚ MISMO, HERMANO
TENGO QUE HACER ESE CAMBIO, HOY
NO PUEDES, NO TE PUEDES DEJAR, HERMANO
TIENES, TIENES QUE MOVERTE
VAMOS, VAMOS

TIENES QUE
LEVANTARTE, LEVÁNTATE, LEVÁNTATE
LEVÁNTATE Y ELÉVATE SOLO, AHORA
VAS A HACER ESE CAMBIO, VAMOS

LO SABES, LO SABES, LO SABES, LO SABES

HAZ ESE CAMBIO

Page 25 of 26« First...10...2223242526