Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

28

Feb

El macabro juego de la muerte (En Venezuela)

OneChotRepública Bolivariana de la Marihuna, martes 28 de febrero. Te despiertas, abres twitter y lees #FuerzaOneChot, entras en la etiqueta y te enteras que OneChot recibió un disparo en la cabeza para ser robado, piensas: MALDITA CIUDAD PODRIDA. 

No es tu amigo, sencillamente un cantante que admiras, escuchas y que seguro pudiese ser tu amigo, pero eso ahora no importa: ÉL NO ES UN NÚMERO MAS. Lees comentarios como “bueno, dejen el show, esto pasa todos los días en Venezuela, sobre todo en Caracas (Caracas, tu ciudad, tu vida, tu)“. Te indignas y piensas: “Coño no, decir eso no es darle importancia a los que están en la morgue, es restarle importancia a todos, es entrar definitivamente en el macabro juego de la muerte.

En ese juego TODOS perdemos, todos somos números que van y vienen sin tener más dolientes que los que te conocen. La impunidad es cada día más obvia, pero la indignación se nos agota. Eso, perder eso nos hace formar parte de esa Rotten City que OneChot denunció y por la que tanto lo criticaron.

Te preocupas, sientes miedo, pero al mismo tiempo te gritas a ti misma que no puedes ser parte del juego, no puedes ocultarte en tu casa. Las lágrimas corren mientras escuchas a One Chot, mientras escribes y no entiendes qué carajo tiene en la cabeza aquel que te de dice: “No hay tantos problemas en el país”.

La Guerra aquí está clara, la guerra civil comenzó el día que armaron a los malandros. Ellos, los malos, contra nosotros, los que nos negamos a salir de aquí.

HOY fuerza para OneChot, para las mamás en la morgue, para los niños sin hermanos. Y mierda para las autoridades TODAS, en TODOS los niveles, porque nosotros seguimos siendo números en estadísticas para ellos, pero para nosotros deberíamos ser seres humanos luchando por la vida.

Aquí: Rotten Town

9

Feb

Colores

CaracasHoy, solo tengo ganas de pintar. No sabía que lo hacías. No lo hago, verás… Cuando estoy contenta porque un simple “Hola” me saca sonrisas de colores, entonces me provoca pintar, crear nuevos tonos, tomar el cielo como lienzo, darle acabados de rojos. Cuando estoy asustada, también me provoca hacerlo. Pintar en escala de grises, aunque por lo general me provoca pintar con palabras nuevos mundo posibles, esos mundos en los que sé que podré tenerte a mi lado ¿De dónde salen tus sonrisas? Ya te dije, de motivos espontáneos. Entonces, quiero generar más sonrisas de colores, para que podamos pintar esos mundos posibles que solo nosotros imaginamos. Me gusta (s) esa idea. A mi (tu) también. -Creando diálogos-

6

Feb

#YoVotoEl12

No, ya va, un momentico. Párate ahí.

Ajá ¿No vas a votar? ¿Estás loco? ¿El monte estaba malo, cierto

Verás, soy una fánatica del voto, la política (es uno de mis vicios), pero me aburren los términos como “democracia”, “libertad de expresión”, “derechos humanos”. De verdad me aburren, los estudié en mi carrera y sé que son términos difíciles de entender y además tan amplios que ahí cabe cualquier cosa. Así que te diré por qué es que #YoVotoEl12, anota ahí:

#YoVotoEl12 porque:

  1. Quiero caminar con mi iphone tranquila, tomar fotos, cambiar la música, contestar mensajes. SIN MIEDO.
  2. Quiero una Caracas (y un país) que no dependa de carros, sino de bicicletas y trenes.
  3. Quiero poder decirle a mis papás: Me mudo, porque ya estoy grande y quiero ser independiente.
  4. Salir a las 10.30 pm de mi casa SIN MIEDO.
  5. Comer en el lugar que me de la gana porque el sueldo me alcanza porque no hay control de cambio.
  6. Tener los dólares que me de la gana en mi cuarto o en una cuenta.
  7. Tener libertad de hacer actividades en la calle: conciertos, exposiciones.
  8. Quiero que mis amigos VIVAN en Venezuela y no sufran afuera porque no están en casa.
  9. No quiero tener que irme del país si Chávez gana otra vez.
  10. Quiero TENER A MIS HIJOS EN VENEZUELA.
  11. Quiero salir y comer helado a las 3am en el Silencio (Robado a Adri -Nana)
  12. Quiero que mi hermano pueda salir con su cámara a tomar fotos cuando quiera.
  13. Ir a la playa en tren y no depender de un odioso carro.
  14. Sentirme segura al montar una empresa.
  15. Escoger lo que quiero ver en televisión.

Ahí te doy 15, solo 15 razones por las cuales #YoVotoEl12. No sé, pero escoge tu las mías si quieres o piensa cuáles son las tuyas, pero las tuyas de verdad… Piénsalo.

4

Feb

Qué rápido pasa el tiempo cuando te diviertes

DosPuntoUnoEse fue mi pensamiento cuando me desperté el miércoles, seguido de un “En serio, no puedo creer que tenga un año en mi trabajo”. Y no porque no me guste, digamos, sólo tienen que leer el título del post.

El tiempo pasó volando.

Un año en el que crecí como persona y profesional.

Un año lleno de risas, recuerdos, cumpleaños, viajes.

Un año en el que conocía a Angie, Luisma, Antonio, Robert, Mike, y compartí (y conocí más)  a Guille, Hugo, Fer, Dimartino, Jordi.

Un año, el primero de muchos, que me ha reafirmado que la humildad debe ser una premisa importante en cada una de las cosas que hagamos en la vida.

Un año donde mis intensidades divertidas me hicieron quedarme encerrada fuera de la oficina  o comer maní y ver gente.

Un año que se resume en esta palabra: maravilloso.

Gracias a  todos por este gran año, mi primer añito en DosPuntoUno.

 

30

Jan

Sonidos de una (mi) ciudad

¡Levántate! Ya se escucha el sol saliendo, pintando de amarillo el Ávila. El azul ya está listo para salir y pintarnos sonrisas, llenarnos de una inspiración tremenda. Increíble.

Escucha, ya salió el vecino a caminar, y la de al lado se metió a bañar. Los de arriba, parece que se van a reconciliar. El de la panadería ya terminó de hornear el pan. El café no puede esperar.

Oye los pajaritos. Los carritos ya están en la vía, la moto conducida por aquel que poco durmió. El metro, a lo lejos se escucha, despertó en busca de quien lo quiera. Las calles, llenas de pasos acelerados, con juegos y empanadas en la mano. El caraqueño, va camino al trabajo.

Siente, sí, siente, la respiración de aquel árbol, que sonríe en aquel cerro montado. En un rato, se pintará, como toda la ciudad de otro tono.

Vamos, caminemos. Ya van a dar las 6 de la tarde. La Caracas presente, espera a que la respeten. Mira otra vez el Ávila, mira sus rojos y naranjas, el morado que aparece a ratos, le combina. Ese cielo ahora multicolor, temprano fue dorado.

Escucha de nuevo esos pasos, ahora vienen realmente agotados. Los carros, las cornetas, alejados. Escucha. De fondo. Simple, sencilla, coqueta. La hermosa ciudad, presente está.

La Caracas, de tonos rojos espera, entre sus problemas más historias para contar.

27

Jan

Historias de desconocidos

(En la ciudad de los –tonos- rojos)

–          Ella: Muero de hambre

–          Él: ¿Viste mi foto en instagram? Sólo te puedo llevar a ese lugar.

–          Ella: Vamos, aunque no creo que me coma uno como ese, pero vamos 🙂

Ese fue el diálogo que los llevó a aquel descubrimiento. En la intimidad de alguna esquina en Las Mercedes, se encuentra un perrero (Mackdanny’s), justo ahí, frente a la iglesia, como quien va a la embajada –por si después del cuento, les provoca conocerlo-.

–          El perrero: ¿Un roll?

–          Él: No, ella dice que no se come uno de esos.

–          Ella: Es muy grande chamo, además, eso queda mejor en una hora decente.

–          El perrero: ¡Ah Pues! Esto es una hora decente.

–          Ella: (entre risas) Son las 9, dame mejor un pepito de pollo pues. Otro día me como el roll. Dámelo sin cebolla.

Acto seguido comienza la historia de tres desconocidos, los cuentos de la vida, las risas, las preguntas, las películas de terror. Parecía una de esas escenas de las nuevas películas venezolanas, no las de clichés, sino aquellas que narran historias de desconocidos en una ciudad, en nuestra ciudad.Debilidades y Vicios

<<Yo no le tengo miedo. Aunque mi hermano el otro día llegó fue blanco a la casa. Me contó que iba subiendo con el amigo y le agarraron el pie. Chamo, ahí ya no hay matas, eso está pela’o. Ese llegó fue asusta’o, directo a dormir y eso que tiene un play 3, que se queda hasta tarde durmiendo. Pero bueno, yo me acosté a dormir, sapegato>>

Historias que sin quererlo (saberlo) forman parte de la ciudad, su gente, convivir con el otro, (re) conocerlo. Descubrir aquella ciudad que hace la gente. Disfrutarla. Sentirla. Pintarla.

Hacía mucho tiempo que un perrero no la hacía reír tanto, ella no sintió miedo, a pesar de estar en medio del “valle de balas” que ahora es la ciudad. A veces lo duda. Esas dudas. Se comió el pepito en medio de desastres gracias a las salsas. Entre cuentos, ellos (él y el perrero)  la observaban mientras se reían y ella intentaba no llenarse –más- la cara de salsas.

Buena noche para salir a Caracas, a comer en un perrero.

Vivirte_Sin_Miedo.

(Foto: Mike González)

17

Jan

Comunicado al Tuky que tengo sentado al lado

Estimado Sr. Tuky, señorito pues,

Reciba usted un cordial saludo. Hoy parece ser uno de esos días en los que mientras intento escribir y usted me pone esa odiosa “música” a un tono infernal, debe ser algún karma que me queda por pagar.

Continuemos. El presente comunicado tiene la formalidad de comunicarle que no es nada agradable tenerlo sentado al lado. No porque sienta que me va a robar, sino por aquello que está usted escuchando.

Aunque realmente también debo confensar que todos los días me pregunto si se ha visto usted en un espejo. No me pienso justificar, simplemente le quiero preguntar.

¿Sabía usted que los converse son signo de rock y punk? Es usted un vivo ejemplo de que la moda puede más que la cultura. No sé si usted lo sabía, pero son considerados una sub-cultura digna de estudiar. Cada vez que me pega con su bolso, me provoca darle un lepe, y preguntarle ¿Qué guarda usted ahí con tanto afán?

Volviendo al punto de su “música” que es lo que realmente me molesta ¿Sabía usted que inventaron un apartico que se le pone al BlackBerry y luego se los mete en los oídos con la finalidad de NO MOLESTAR al que tiene al lado? De no estar enterado, venga que le explico y además se los regalo con un hermoso lacito.

Por favor, mire que cada vez que lo escucho y lo veo con sus bigoticos amarillo, debo callar mis pensamientos para no hacer un escándalo, darle un lepe y luego salir corriendo. Hágalo, por el bien de los dos. No quiero que me llame racista o algo por el estilo, mi problema es con su “músiquita”. Esa cosa que suena en su celular y parece echa por unos monos con ollas después de una explosión nuclear.

Sin más nada que acotar, se despide en una tarde hermosa de esta bella ciudad,

La pana fastidiosa, de converse, cuaderno y lápiz, que sí tiene audífonos pa’ rato.

14

Jan

Un día para recordar

(Recuperado de mi viejo blog. Escrito el 18 de abril del 2008. Una histeria divertida)
5:00 am Comienza la Odisea… Levantarme para ir a trabajar
5:15 am Sigo luchando por despertarme. Por fin lo logro
5:17 am ¡Ya me desperté! Ahora a bañarme, cepillarme y todos los “arme” que se hacen in the morning
5:50 am ¡FUCK! Se me hizo tarde.
6:30 am ¡UFF! Estoy lista… FUCK!!! ahora es demasiado temprano…. (Esto suele pasarme con frecuencia)
7:30 am Momento de salir, después de haber visto las noticias, revisado el email, facebook, el blog, etc., mi jefe me llama y me dice: “Laura, bajo en 10 min”. IMPORTANTE, es Alemán, eso quiere decir que la puntualidad es importantísima.
7:35 am ¡Taraaaaaann!! El Fucking metro tiene retraso.
7:50 am Apenas por Capitolio. Mi Jefe ya debe estar en Ciudad Universitaria.
8:10 am La Hoyada (SÍ, 8:10 am) Nos mandan de desalojar el tren por “fallas en el mismo”… Pues ¡NO! El tren arrancó con gente adentro, nuevamente ¡FUUUUCCK!!!!! Gracias a esto decido subir a la superficie y agarrar lo que es la maldición y solución de Ccs al mismo tiempo ¡UNA (UN) MOTO (TAXI)
8:18 am Ya en el “taxi”. El tipo me dice que me va a cobrar 15Bsf. ¡COOL! Después de eso comienza el viaje de un lado para otro, esquivando carros, el tipo le toca corneta hasta a los CAMIONES. OOOHH!!! MI JEFEEEE!! seguro ya sse fue!!!
8:40 am ¡LLEGUÉ A CIUDAD UNIVERSITARIA! ¡Shut! Mi jefe ya se fue… Además DEJE EL CELULAR
8:23 am Comienzo a llamar a mi hno para que de el número de mi jefe para decirle que estoy abajo.
8:45 am Mi hno no atiende……… Me toca agarrar otro taxi
9:00 am Sí, llevo 15 minutos esperando un taxi. Why Me???? KARMA is a BICTH
9:05 am ¡Llegó! “Señor, no sé a donde vamos pero sé cómo llegar”
9:30 am ¡I made it! Llegué a casa de mi jefe…. Noticia, nuevas oficinas para el Observatorio.
9:33 am No recuerdo el piso… Por ende, no sé qué inter tocar….
9:35 am Después de llamar a la conserje, y marcar como desesperada el inter baja la esposa de mi jefe ¡Qué bueno!
Juraba que estaba dañado el inter.
Ahora sí ¡A TRABAJAR!

14

Jan

De cómo decidí tripearme Caracas, de noche

CaracasPara nadie es secreto que, desde que nací, Caracas es mi lugar (simplemente Caracas, sin analogías). Ayer decidí –buscando recuperarla- caminar desde Bello Monte hasta Las Mercedes.

Me cargué con mis audífonos, Masseratti, lentes de sol y caminé. Caminé para verte diferente, caminé para conocer (te). Caminé, porque eso es lo que hago, caminar.

Edificios. Gente. Carros. El cielo. El Guaire. La calle. La ciudad. Eres temerosamente caminable. Ya basta de equivocarse, Caracas –sin nombres entre líenas-, hoy será un nuevo día.

Tu historia, tan bohemia, en medio de cafés y unas cuantas letras ¿Cuándo fue que te abandonamos? ¿Cuándo los gobiernos –y ciudadanos- te descuidamos?

Desde Crema Paraíso hasta la Barbería del teatro bar, llevé un solo ritmo intentado recordar cuando había recorrido aquellas calles con tanta tranquilidad.

Las Mercedes, su gente. Descubrí un encanto que siempre había estado ahí, pero nunca había observado.

Mi tatuaje “Caracas”, pronto estará en aquel lugar, que siempre me recordará cuanto me encanta caminarte.

Me senté en Ara Mix, con mi café y un libro sobre cine. Un rato más tarde apareció un –nuevo- amigo, sin darme cuenta se hicieron las 9pm. Era momento de irnos. Caminamos de vuelta a la barbería, ya habían cerrado. Así que pensé -por algún extraño motivo- seguir caminando aquella ciudad.

Al pasar el Recorland, a lo lejos estaba el perrero de la Texaco y pensé “hoy es un día para hacer algo diferente”. No tenía mucha hambre, pero aún así me paré frente al perrero y le grité:

–          Uno con todo pana.

–          Váyalo flaca, paga por aquí que ya te lo despacho.

En Caracas, sólo en Caracas.

Luego de comer, seguí caminando, me pegué a un grupo de chamos. Sin audífonos, sólo escuchando los ruidos (sonidos) de la ciudad. Al llegar al boulevard entré en modo: “Mi Reina lentes off”. Mientras buscaba algún garabato, pareció un sonido de saxofón en el fondo. No podía creer aquello.

No estaban en unos banquitos con luz, sino al final de la Brión, donde es difícil recordar que es parte de Chacao. Ahí estaba, el sonido de un hombre, tocando saxofón, a las 10pm. Sonidos. Música. Parejas. Besos. Un sentimiento. Magia, ese momento fue magia. Loca, nocturna, que hermoso descubrimiento. De a ratos, Caracas, sí puede vivirse sin miedo.

(Foto cortesía de Mike Gonzalez)

Page 5 of 8« First...34567...Last »