Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

14

Feb

15 minutos

15 minutos de silencio nos separan del beso perfecto y la historia que querré narrar. La distancia es medida por el tráfico que hay para cruzar el parquero del estacionamiento y mi lenta caminata para llegarme a tu ventana.

15 minutos de aquella cama que será testigo de pecados cometidos y deseos desinhibidos. 15 minutos nos separan de la delgada línea que divide el ser increíblemente romáticos o ridículamente cursis. Eso, hoy, mañana, minutos. Tiempos.

Probablemente, 15 minutos nos separaron de aquel primer encuentro, en medio de la multitud de alguna ciudad enmascarada en caos. Puede que, al mismo tiempo, esos 15 minutos hagan la diferencia entre quedarnos para siempre o salir a caminar, para olvidar.

En 15 minutos se puede amar y odiar. Perdonar y olvidar. Besar y abrazar. Llorar y gritar. 15 minutos.

Hoy no es la distancia medida en metros sino en tiempos la que nos separará.

2

Feb

Disculpa si te saco de Facebook

facebook-friendsResulta que el cuerpo comienza a tomar decisiones por ti sin darte cuenta. Un día decide “engordar” más de la cuenta porque el metabolismo se cansó y decidió hacer un “cambio de look”, otro día el cabello dice que no quiere trabajar más y no crece porque “para qué si igual me van a cortar”. Finalmente, el cuerpo en general se pone de acuerdo porque, como tu lo despiertas a diario de madrugada, él te despertará de madrugada los fines de semana porque así es como se protesta “pacíficamente”, en realidad. Eso me pasó hoy, mi cuerpo dijo “Mira mija, te me paras, porque en semana nos fastidias y hoy nos toca a nosotros”.

Así que, cuando te despiertas de madrugada, no puedes hacer otra cosa… Corrijo, no puedo hacer otra cosa más que leer y decidí ponerme al día con esos blogs que recomiendo siempre porque sino, ¿Para qué los recomiendo? Después de leer a Hamid y Saúl, caí en este post de Don Toto: Facebook, ¡¿Quién es esta gente?! Al terminar de leer, abrí Facebook para ver si Toto me había eliminado y así fue, no tengo suerte con este pana. Tengo su libro autografiado, me leo su blog, le dije “soy tu stalker de Twitter” y aún no logro que me siga, pero era mi “amigo” de Facebook, eso era chévere, (por cierto, sé que mi TL enamora, tu verás). Pero, una vez superada mi Totosktalqueo comencé a pensar: Yo hago lo mismo, pero de manera cruel, todos los días reviso los cumpleaños y saco a un gentío que no conozco y a gente que conozco pero no me parece chévere, (Ok, pueden odiarme).

La verdad es que cada día tenemos menos privacidad en las redes sociales, no porque ellas nos obliguen, sino porque todo decimos (cuestión de egos, creo). No sé si está bien o mal, solo está. Durante estos años he abierto cuenta en cuanta red social existe y colocado información en todas. Claro, casi siempre mis intensidades por ese intento fallido de ver el mundo poéticamente. Sin embargo, Facebook, hasta ahora, es la red social “más o menos privada”, es decir, donde puedo maldecir, decir groserías sin sentirme mal y poner fotos que quiero que mis amigos vean. Acto seguido, comencé a borrar gente del Facebook. No, no llegaré a 350 como Toto, pero no quiero tener a 2000 personas en mi Facebook porque, seamos realistas, no me importa un pepino la vida ni de la mitad.

Para saber de mis amigos, les escribo, los llamo o los stalkeo. De los ex novios, ni me interesa si aún siguen acá. Para bien o para mal, cuando decido sacar a alguien de mi vida, no quiero tenerlos por “compromiso”, eso es un eufemismo para decir “yo no quería stalkearlo, pero vi una foto que puso en Facebook”, simplemente no me importa. Espero que les vaya bien a todos, pero chao.

En fin, si descubres que ya no te tengo en mi Facebook puede ser por estas razones:

1. No me importa tu vida.

2. Pones citas pavosas y mal diseñadas.

3. Pones fotos de animales, personas o plantas muriendo por maltratado y crees que ESO ayudará a salvarlos.

4. No me importa tu vida, hijos, matrimonios, etc.

No se molesten, no los estoy matando o algo parecido, solo decidí que quería ver en mis redes sociales, sobre todo en Facebook a gente que me gusta y a la que quiero, o gente chévere. Soy poco tolerante con las cosas que puedo cambiar y como no los puedo cambiar a ustedes, cambio mi Facebook.

Año nuevo, cambios porque sí.

PD: Si eres mi amigo y no te sigo en Instagram, no te molestes tampoco, no me interesa ver cómo usas Instagram y Facebook de la misma manera, así que solo veré tus fotos en Facebook, :).

PD para Toto: Tranquilo, sé que nos cruzaremos -literariamente- en alguan librería, algún día.

29

Dec

Entonces terminó otro año más

No sé si a ustedes les pasa lo mismo, pero para mi este año se picó en dos. Sí, obviamente es “antes del 7” y “después del 7”. Y es que recién hace una semana entendí que había pasado otro año más. Pero, mientras mis vecinos cantan en un karaoke y no me dejan concentrarme en otra les narraré mi año.

Antes del 7

Enero comenzó lleno de esperanzas porque este era EL año, entre mensajes y mensajes todos sabíamos que teníamos que trabajar duro y #ElAutor así nos lo dijo.
ChavezOfficial EneroMientras el mes pasaba, yo comenzaba con mal pie el año, pero la intensidad por una historia mal concluida dio pie a una de mis primeras carcajadas cuando pedí por Twitter a “alguien que me hiciera reír” y El Caps me mandó cosquillas virtuales Cosquillas virtuales.

Como era de esperarse, mi poeta favorito (Hamid) puso uno de esos mensajes que me gustan y me dan ganas de seguir escribiendo como si no hubiese mañana, ¡Qué bonito es tener gente que te inspira! Intensiones desnudas

Mientras pasaban los días y medio de una broma por un viaje a Australia, tuve una de las mejores conversaciones del año con Guille donde la conclusión fue la que les dejo a continuación.

Crecer

Con mis planes de libros y títulos e historias llegaban estos para recordarlo, pero el tiempo apremiaba y mi cabeza estaba en otro lugar.

Porque cuando llegó febrero yo cumplía mi primer año de trabajo en DosPuntoUno, el tiempo pasó volando, pero es lo que ocurre cuando te diviertes y no te quieres ir. Comenzaba un nuevo año de logros con frutos que llegarían cuando el tiempo así lo dispusiera. Un año en DosPuntoUno

 

El 04 de febrero, después de un juego del Caracas FC, pasé uno de los mayores sustos del año con un gran amigo (ChavezOfficial) y todo el team que estuvo en peligro de ser descubierto. Mi mensaje para ellos fue claro.

Y justo entonces cuando crees que todo está mal, que la lucha está cada vez peor y que la ciudad es hostil sale –otra vez- el Caps con este video

Ya para mediados de febrero era oficial que la familia crecía, ahora en DosPuntoUno teníamos más miembros, ellos sería parte de la parte genial del año y así comenzaba el amor.

Amor DPU

Mientras tanto, entre escribidera y escribidera decidí que los paréntesis serían parte de la historia (porque el amor se vive mejor cuando se hace entre ello(a)s) 

Y “calma” fue la palabra de este mes, por mi tranquilidad al caminar, por los zombies que volvían, por la historia que escribía y porque solo ella (Bea) sabía cuál era la el “él” que me ponía las piernas a temblar cuando nos encontrábamos a este en cualquier lugar .

Y definitivamente, después de unos meses entendí, lo que Eléazar quería decir, porque “amor sin humor no dura”.

Ella, aunque aún no la nombro, fue parte de mi compañía durante todo el año, y mi Pichi me llevó a un lugar en el que entendí que las historias se escriben para recordar con ellas quién eres y que el vacío no existe cuando tienes amigas. Anita y Hannah

En marzo cambié, me tatué, se lo dije a mis papás, perdí el miedo, asumí un reto y soñé. Y un micro cuento dio pie a un post completo, por si el fin del mundo llegaba mañana.

Abril fue un mes de completos enredos, pero tuve buenos momentos cuando Ricardo y yo le pedimos permiso al tiempo para encontrarnos en una plaza, entre multitudes de gentes, para poder tomarnos unas cervezas y escribir un texto -de esos que no se publican, aún-. 

tiempo

Un día, cuando el corazón se me partió en pedacitos en medio de una mentira, conseguí mi mejor capacidad de escribir gracias a los consejos de Bea. Y en medio de la tasca comenzamos a escribir historias con amigos de esos que siempre quieres disfrutar. Y así comenzaban los cuentos de tascas.

Cuentos de tasca

Y fuiste ese mes que me hizo creer que escribir era mejor medicina, sobre todo si se acompaña con unas buenas birras.

Mayo, mi Mayo, mi mejor mes del año, y fuiste tan el mejor que de ti no quiero –ni puedo- escribir.

Junio siempre es el mes que me acerca más a Andrés y Mafe, no sé por qué, pero entre juegos, rulos, pizzas y el “Soy licenciada” de Goyito, fuiste un mes que recuerdo lleno de sonrisas, pero también lleno de café porque las clases de guión con el Bond eso no podía falta. Y gracias a él porque me hizo recordar que con Woody al lado, siempre estás mejor.

También me despedí de mi Jess y me fui a ver Los Miserables, uno de los mejores regalos del año, ¡Gracias, Antuan! 

Y en Junio, comencé a entender que era el momento de  acelerar la construcción del camino.  Así que llamé a mi cómplice, nos pusimos la capa y nos fuimos de reuniones. La esperanza se montaba en un camión lleno de ilusiones. 

Julio, mi mes de cumpleaños y el de Caracas donde el loco de Ele me hizo una imagen Hermosa para mandársela a todos y cumplieran con mi petición de cumpleaños “dejarle un mensaje a Caracas porque #ConLauEscribimosCaracas”. Quisiera colocarles todos los mensajes, pero son muchos y esto está largo. Lo mejor de ese día fue descubrir que somos más los que la queremos y la cuidamos. (el día de mi cumpleaños también fui a un foro de Capriles por Facebook y le hice una pregunta)

Julio también fue un momento de orgullos en la familia DPU, cada día éramos más y los logros no tardaban en llegar.

Agosto y septiembre fueron un solo mes de “ponte las pilas que queda poco”, inscribimos candidato, marchamos, grabamos videos, hicimos post y mi vida se tornó en un momento para dedicarle a la política. Hicimos campañas, cuadramos estrategias, conocí gente increíble y fui afortunada. Aunque esto pasó después, mi aprendizaje de esos meses fue, definitivamente, cuando Andreína dijo: #HayUnEquipo.

 Un equipo

 

 

 

 

Durante el 7: Léelo aquí.

 Después de 7.

Estos meses han sido uno solo. Me fui a Aruba a la boda de unos grandes amigos, que para mi son mi familia, y me divertí como nunca, tuve una de las mejores peas de mi historia y aunque me costó un iPhone, no me arrepiento. Me hicieron socia en DosPuntoUno (aplausos para mi, palma y puñito), conocí amigos nuevos, bajé unos cuantos kilos, lloré como loca en el metro, y descubrí que me enamoro de mentes, aunque “le hago el amor” a los cuerpos.

Después del 7 no hay mucho que decir, las ganas siguen aunque en menos cantidad, la “vaina” está igual solo que más cara porque el dólar ya ni se ve. Y yo estoy aquí, en mi silla, en mi máquina, con mis cuentos y por fin escribiendo “la que no debe ser nombrada”.

Hay gente de la que no hablé aquí, no porque no los recuerde, sino porque ustedes marcaron mi año de maneras tan especiales que sencillamente necesito un Nuevo post para ello (Amanda, Andrés, Nanda, mis papas, mi hermano, Anabel, Johann, Leo, Erick,  Ernesto, Leydi, Mariana, Ele –a ti te nombré y ya te hice post-, mis mujeres del siglo 21, Antonio, Robert, Hugo, Guille, Angie, Héctor, Ángel, The Official Team, Laura, Isaac B, Armando, Mora, Isa S… A todos, los quiero)

Y mi lema para el 2013 es que será un año diferente, ni bueno ni malo, simplemente diferente.

PD: Nani, Pati, las extraño.

19

Dec

Instrucciones para sobrevivir al fin del mundo

Es sabido ya que este viernes 21 de diciembre debería acabarse el mundo, pero como está tan jodido probablemente tarde un poco más. Si pensaba comenzar por España, pues la gente en paro no ayudará a acabar con nada. Si pensaron en acabarlo por Estados Unidos, ellos solitos se matan en escuelas y hospitales. Por China sería complicado por la cantidad de gente y energía a invertir y ni hablar de América Latina o África, estos ya están casi acabados. Sin embargo, es mejor tener claras las instrucciones para sobrevivir en caso de que los Mayas hayan previsto también este desastre.

Consideraciones previas:

No odie usted a los Mayas por no entender sobre marketing moderno, todo sabemos que un mejor día para “destruir” el mundo hubiese sido el 12/12/12, pero ya pasó y sobrevivimos a ese. Tampoco los odie por poner el fin del mundo un VIERNES. Sí, todos nos preguntamos lo mismo, ¿Por qué si todos odiamos los lunes, ustedes odiaban los viernes? A no se, claro, que tengan planeado acabar el mundo con una buena rumba. En todo caso, lea las siguientes instrucciones con una buena taza de café y azúcar de su preferencia -si encuentra en el supermercado-:

  1. Haga una lista de todas las cosas estúpidas por las que gritaba cuando veía una película de suspenso o terror y téngala siempre a mano. Esto con la finalidad de no cometer esos errores. Haga lo mismo con TODAS las películas en las que Will Smith salvaba a los Estados Unidos… Y bueno al mundo. Hollywood intenta decirnos algo.
  2. Póngase zapatos cómodos. No sabemos si el fin del mundo es desolado, con regueton o con bolas de fuegos desde el cielo, pero usted querrá estar cómodo en caso de necesitar correr.
  3. Cargue su celular y tenga una pila de repuesto, si y solo si tiene un smartphone. Sabemos que no habrá red de comunicaciones pero en caso de que usted sobreviva deberá tener vídeos y fotos de cómo fue “el fin” para poder mostrarlo a sus nuevos amigos: los alienígenas.
  4. Lleve lentes de sol. No, no es una instrucción tonta si toma en cuenta que el fin del mundo puede llegar con una luz cegadora. Pero sobre todo porque el fin del mundo puede durar días y pues… Nadie quiere verles esas ojeras horribles. *Si sus lentes son de la óptima nime, olvídelos para la primera opción. (óptica nime = óptica anime = buhoneros de cualquier país).
  5. Tenga al lado a un amigo gordo. En caso de que la destrucción del mundo sea el principio de la apocalípsis Zombie, usted necesitará un amigo gordo para mantenerlos ocupados mientras usted -con sus zapatos cómodos (ver 2)- corre.
  6. Deje en casa todos los objetos religiosos. No sabemos si Dios, molesto con los Mayas, decidió terminar con esto y no quiere que nadie le recuerde los desastres que hicimos en este planeta que nos prestó.
  7. Tenga siempre capsulitas de buen humor. Se ha determinado que muchas risas pueden frenar la destrucción del mundo, seguimos trabajando en confirmar esta hipótesis.
  8. En caso de que usted haya llenado alguna planilla para la reencarnación, llévela consigo. No sabemos qué documentos le pedirán en el fin. (Las carpetas de CADIVI puede dejarlas, esas solo eran un adelanto del fin).
  9. Si usted tiene una parcela en la luna, también lleve consigo su certificado de propiedad. Si aún no tiene, cómprela aquí. Si el mundo se acaba, pues la Luna es una buena opción para establecerse.

Advertencia: Seguir estas instrucciones no garantiza la sobrevivencia completa y menos si nunca vio ningún programa de Discovery Chanel. Algunos efectos secundarios pueden derivarse de algunas de las instrucciones.

 

18

Nov

Llegó la navidad, ¡Yupi! #Not

Hola, me llamo Laura y soy una grinch de la navidad. (Hola Laura, *se oyen pocos aplausos*)

Sé que en algún momento me gustó la navidad, era una pequeña niña llena de ilusiones sobre un mundo mejor, con la posibilidad de que un gordito y un mocoso me trajeran regalos. Claro, luego descubrí a mis papás y entonces intenté lograr que me regalaran el carro de la Barbie y nunca lo hicieron. No, no necesito ir a terapia por traumas de la infancia, aunque supongo que de ahí viene mi no-amor a los carros. Pero vamos, no pienso averiguarlo ni hoy ni mañana.

Volviendo al tema. Una vez que crecí y comencé a analizar la navidad noté varias cosas. Obviamente que es la “festividad” más larga del año. Imagínese que carnaval durara un mes, ¡Qué cansona la disfrazadera! Nada que ver. Pero navidad no es solo dos días, no, es más o menos un mes y medio.

Ahora, ¿Por qué la gente es tan increíblemente feliz en esta época? Eso, evidentemente, es sospechoso, ¿Es porque beben el grinchmás? ¿Porque encontraron una justificación para los kilos de más? o ¿Porque esta combinación hará que tengan algo con alguien y pues se sienten más felices? No sé gente, pero sea lo que sea por favor háganlo más veces durante el año (jaja). En mi caso, bebo más vino, vamos tengo una buena justicifación para hacerlo: es navidad, vienen mis amigos, le temo a la escarcha y beber me hace burlarme (más) de la gente feliz.

A ver, otra cosa que no me gusta de navidad es la escarcha y las cosas excesivamente brillante, ¿Cuál es la necesidad de andar por ahí con cosas brillantes y llenas de luces? Eso solo les muestra todo lo que no quieren ver durante el año. Con todas las luces comienzan a ver las manchas en la pared, los cauchos de más y la escarcha… Mm, la escarcha es implemente fastidiosa.

Volviendo al tema de la gente feliz y su insoportable presencia, gente ¿No se dan cuenta que en enero está todos deprimidos? Claro, se pasan un mes y medio de farra, se gastan las utilidades, engordan, nadie les regaló nada bonito, la ropa que compraron para el 24 y el 31 ya no les sirve el 10 de enero, y evidentemente ¡Se deprimen! Entonces, ¿No es mejor tomarlo como una época normal y dejarse de excesos de felicidad? No sé, hagan lo que les de la gana, solo no me molesten.

Creo que la navidad es un invento de la gente más bonita para que los no tan bonitos se depriman en enero, y ellos puedan comenzar el año siendo, nuevamente, los más bonitos, ¡No caigan en ese juego!

Yo pienso comprar más vino que el año pasado y contar los corchos en enero. El año pasado lo hice con las botellas, pero obviamente no estaban en mi casa. Además decidí no comprar ropa y no ponerme “metas para el 2013”. Las metas las dejaré para febrero y la ropa en enero cuando me vaya a echar como iguana en la Isla. Ah, tampoco le ragalaré nada a nadie, esto último porque este año termino de pagar mis deudas y el año que viene quiero viajar para poder traerles a todos chocolates que compraré en el duty free porque como siempre me gasté el dinero en pasear, comer y beber.

En fin, ¡Feliz navidad! 😀