Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

27

Jan

Historias de desconocidos

(En la ciudad de los –tonos- rojos)

–          Ella: Muero de hambre

–          Él: ¿Viste mi foto en instagram? Sólo te puedo llevar a ese lugar.

–          Ella: Vamos, aunque no creo que me coma uno como ese, pero vamos 🙂

Ese fue el diálogo que los llevó a aquel descubrimiento. En la intimidad de alguna esquina en Las Mercedes, se encuentra un perrero (Mackdanny’s), justo ahí, frente a la iglesia, como quien va a la embajada –por si después del cuento, les provoca conocerlo-.

–          El perrero: ¿Un roll?

–          Él: No, ella dice que no se come uno de esos.

–          Ella: Es muy grande chamo, además, eso queda mejor en una hora decente.

–          El perrero: ¡Ah Pues! Esto es una hora decente.

–          Ella: (entre risas) Son las 9, dame mejor un pepito de pollo pues. Otro día me como el roll. Dámelo sin cebolla.

Acto seguido comienza la historia de tres desconocidos, los cuentos de la vida, las risas, las preguntas, las películas de terror. Parecía una de esas escenas de las nuevas películas venezolanas, no las de clichés, sino aquellas que narran historias de desconocidos en una ciudad, en nuestra ciudad.Debilidades y Vicios

<<Yo no le tengo miedo. Aunque mi hermano el otro día llegó fue blanco a la casa. Me contó que iba subiendo con el amigo y le agarraron el pie. Chamo, ahí ya no hay matas, eso está pela’o. Ese llegó fue asusta’o, directo a dormir y eso que tiene un play 3, que se queda hasta tarde durmiendo. Pero bueno, yo me acosté a dormir, sapegato>>

Historias que sin quererlo (saberlo) forman parte de la ciudad, su gente, convivir con el otro, (re) conocerlo. Descubrir aquella ciudad que hace la gente. Disfrutarla. Sentirla. Pintarla.

Hacía mucho tiempo que un perrero no la hacía reír tanto, ella no sintió miedo, a pesar de estar en medio del “valle de balas” que ahora es la ciudad. A veces lo duda. Esas dudas. Se comió el pepito en medio de desastres gracias a las salsas. Entre cuentos, ellos (él y el perrero)  la observaban mientras se reían y ella intentaba no llenarse –más- la cara de salsas.

Buena noche para salir a Caracas, a comer en un perrero.

Vivirte_Sin_Miedo.

(Foto: Mike González)

25

Jan

Lo que es igual, realmente no es igual (4 preguntas para los partidos)

Laura SolórzanoEstimados,

No, esta vez no se trata de alguna de esas extrañas contradicciones de las que me encanta escribir. Se trata de mi visión de lo que pasó ayer con la alianza que se lanzaran Henrique Capriles Radonsky (HCR) y Leopoldo López (LL) a favor de la unidad, y la quejadera absurda de aquellos que picaron adelante e hicieron su alianza.

Estuve pensando mucho qué era lo que quería expresar, cómo había sido recibida la alianza entre este par, que definitivamente tiene todas las de ganar, y sólo me salió decirles (en tono muy coloquial): Coye panita, ya era hora. Les costó ¿No?

Sin embargo, ayer solo leía comentarios de rabia donde expresaban que “habían hecho lo mismo”, “esto no es unidad”, “(inserte aquí cualquier otro comentario fuera de la lógica común)”. Así que, mis queridos amigos de los otros partidos (AD, Copei, UNT, blah blah blah), les tengo unas preguntas:

  1. ¿Acaso no creen ustedes en la madurez política de los líderes de la oposición? Aquí están incluidos, evidentemente, los suyos.
  2. ¿Aceptarán ustedes los resultados honestamente el 12F en caso de perder? Esto porque recuerdo un tweet de Diego Sharifker el 10/12/11 después de las elecciones de la UCV cuando era incapaz de reconocer que había perdido. Y vaya, uno sabe cuando ha perdido muchísimo antes de que den los resultados.
  3. ¿La alianza puede ser solo de partidos sin candidatos? No sabía que esta fuese una norma de la MUD -o tal vez inventada-, pues me dan a entender que el apoyo de otros partidos a su candidato está bien SOLO porque estos no tenían candidato propio, pero si un partido tiene un candidato, entonces no puede apoyar a otro candidato. No sé si entienden mi lógica, pero es que yo no entiendo la vuestra.
  4. ¿Quién es el verdadero “enemigo”? ¿Estamos en la misma sintonía de “esto es por Venezuela -y TODO lo que Venezuela implica-” o estamos en “este coroto es mío”? Y realmente me parece absurda aquella discusión (y esto sí es con todos) de “este cargo es mío”, “yo seré ministro de asuntos sin importancia”, “blah, blah blah”… Repartirse ese falso poder no es más que jugar a ser los Adecos y Copeianos del pasado, esos de los que tanto nos quejamos y a los que tanto culpamos. Recuerden que mucho juego, termina siendo real.

No les quito más tiempo, damas y caballeros, imagino que están ocupados, por aquello de la campaña. Sigan con su camino, pero recuerden de a ratos salirse de la burbuja que se pintan ustedes y sus amigos, y miren con ojo crítico la realidad y sus acciones.

Yo seguiré, nuevamente, de este lado del camino, convenciendo al que tengo a mi lado en el metro, que este 07/10 tiene que votar.

23

Jan

Carta a la democracia (Ya casi muerta)

Estimada Señora democracia,

Reciba un cordial saludo de quién le escribe de este lado de la computadora, de quién incontables veces ha salido a la calle a defenderla. No ha sido, ni será la primera vez que le escriba, cada año lo hago con preocupación, pues veo que su estado de salud está más grave día a día y aún parece que no encontramos la cura, aquella “medicina” que podría ayudarla a recuperarse. Es triste,  tengo miedo de perderla.

No la conozco muy bien, cuando llegué a este mundo no estaba consciente de su existencia. Luego, cuando crecí y me enteré que estaba usted enferma entre las paredes de un hospital en ruinas, decidí que era momento de salir a buscar alguna receta, una recomendación, algo que pudiese mantenerla con vida. Lo hemos logrado en pequeña medida, pero justo cuando estamos por conseguirlo, algo pasa y sólo nos queda un poco de aquella tan codiciada medicina.

Entiendo, según me cuentan, que en el pasado la han tratado bastante mal, tiene usted apenas 54 años y parece que tuviese 445 (La edad que cumplirá Caracas este año, ella también está descuidada). No quisiera perderla, apenas la estoy descubriendo, me la he encuentro en otros países y por lo general está usted jovial, alegre, contenta, atenta, abierta. Al verla aquí, en Venezuela, me pregunto si erá posible que sobreviva.

Sé que somos pocos los que medianamente la entendemos, somos muy pocos los que la defendemos. Es que, sabra usted que no es fácil de entender. Podría compararla con Dios, aquello que uno no ve pero “sabe” que existe. No sé si me entiende.Me preocupa que veamos nuestra burbuja como la realidad.

Y pensar que al principio pensaba ponerle ¡Feliz cumpleaños! Pero ¿Cómo celebra uno el cumpleaños de alguien que está apunto de morir? ¿Cómo se contenta uno con la poca vida que ha tenido en los últimos años? Sería irónico contentarse y decir: “Bueno chica, pero por lo menos no se ha muerto”. Es que no quiero una Democracia enferma, moribunda, quiero una Democracia plena, activa. Con energía.

Aquí estoy otra vez, señora democracia, viendo con agua en mis ojos las realidades de mi tierra, preguntándome si esta vez saldré ilesa,  irme podría ser una solución; pero en el fondo me niego a aceptarlo. Sigo preguntándome qué pasa por la cabeza de aquellos que son incapaces si quiera de pararse y votar. Espero que este año, justo este en el que está usted moribunda, mucho lo entiendan y se levanten de sus terribles vidas a emitir un voto, en pro de la medicina para usted, señora Democracia.

Una joven, que entende la verdadera revolución.

14

Jan

De cómo decidí tripearme Caracas, de noche

CaracasPara nadie es secreto que, desde que nací, Caracas es mi lugar (simplemente Caracas, sin analogías). Ayer decidí –buscando recuperarla- caminar desde Bello Monte hasta Las Mercedes.

Me cargué con mis audífonos, Masseratti, lentes de sol y caminé. Caminé para verte diferente, caminé para conocer (te). Caminé, porque eso es lo que hago, caminar.

Edificios. Gente. Carros. El cielo. El Guaire. La calle. La ciudad. Eres temerosamente caminable. Ya basta de equivocarse, Caracas –sin nombres entre líenas-, hoy será un nuevo día.

Tu historia, tan bohemia, en medio de cafés y unas cuantas letras ¿Cuándo fue que te abandonamos? ¿Cuándo los gobiernos –y ciudadanos- te descuidamos?

Desde Crema Paraíso hasta la Barbería del teatro bar, llevé un solo ritmo intentado recordar cuando había recorrido aquellas calles con tanta tranquilidad.

Las Mercedes, su gente. Descubrí un encanto que siempre había estado ahí, pero nunca había observado.

Mi tatuaje “Caracas”, pronto estará en aquel lugar, que siempre me recordará cuanto me encanta caminarte.

Me senté en Ara Mix, con mi café y un libro sobre cine. Un rato más tarde apareció un –nuevo- amigo, sin darme cuenta se hicieron las 9pm. Era momento de irnos. Caminamos de vuelta a la barbería, ya habían cerrado. Así que pensé -por algún extraño motivo- seguir caminando aquella ciudad.

Al pasar el Recorland, a lo lejos estaba el perrero de la Texaco y pensé “hoy es un día para hacer algo diferente”. No tenía mucha hambre, pero aún así me paré frente al perrero y le grité:

–          Uno con todo pana.

–          Váyalo flaca, paga por aquí que ya te lo despacho.

En Caracas, sólo en Caracas.

Luego de comer, seguí caminando, me pegué a un grupo de chamos. Sin audífonos, sólo escuchando los ruidos (sonidos) de la ciudad. Al llegar al boulevard entré en modo: “Mi Reina lentes off”. Mientras buscaba algún garabato, pareció un sonido de saxofón en el fondo. No podía creer aquello.

No estaban en unos banquitos con luz, sino al final de la Brión, donde es difícil recordar que es parte de Chacao. Ahí estaba, el sonido de un hombre, tocando saxofón, a las 10pm. Sonidos. Música. Parejas. Besos. Un sentimiento. Magia, ese momento fue magia. Loca, nocturna, que hermoso descubrimiento. De a ratos, Caracas, sí puede vivirse sin miedo.

(Foto cortesía de Mike Gonzalez)

13

Jan

Reflexiones sobre Austria, el cáncer y Venezuela

Laura SolorzanoSí, sé que están preguntándose qué tienen que ver esas tres palabras una con la otra; aunque podrían pensar que estoy haciendo una análisis sobre el no-cáncer de Chávez y que decidí irme a Austria. Pero no, no es eso. Ni me voy a Austria, ni sé si tiene o no cáncer (no estoy en su equipo médico -creo que no ellos lo saben-).

Hace un par de días posteé en mi Facebook: “Lo dije, el 2012 sería interesante y divertido: Me voy a Austria por 25 meses”. No esperaba las reacciones que tuve, muchísimas buenas vibras, gente con ganas de ayudarme en los trámites típicos de un inmigrante, recomendaciones, llamadas, pines; de verdad no lo esperaba. Esto, hacía muchísimo más duro el tener que explicarles de dónde había salido eso de “Me voy”, sobre todo a estas alturas del año. Tuve un par de amigos que pensaron: “Lau está loca, así que seguro tomó la decisión en una rabieta”. Pero no fue así.

Verán, desde hace ya varios años, en enero, se realiza una campaña global a favor de la lucha contra el cáncer de mama. Años anteriores han leído en el nick de un montón de mujeres: “Me gusta en la cama”, “el mio es rojo” y se habrán preguntado “¿Esta se volvió loca?”, este año fueron un poco más atrevidos (abajo les copio el texto -en inglés-). El tema “Cáncer” es un asunto que a mi, en particular me mueve a hacer cosas, y pues lo volví a hacer, apoyé esta campaña.

¿Por qué es dura? Sencillo, porque como puse en Facebook ayer, tan “duro” es emocionarlos con que estaría fuera del país haciendo algo seguramente y luego decirles que era parte de una campaña; como decir: Tengo cáncer de mama por no hacerme el examen a tiempo. Lo siento, pero la muerte de Eva Ekvall me marcó.

¿Por qué Venezuela?

Extrañamente, nadie me dijo: Quédate, lucha, ¿Cómo te vas a ir?. Años atrás, esto hubiese generados muchos: “Lau, no te puedes ir, el país”. No sé si es que ya me alejé tanto que no “haré” falta cuando me vaya (porque seguro me iré, solo que no a Austria) o porque sencillamente ya se nos agotaron las esperanzas. Pido que por favor, sea la primera.

No es fácil vivir fuera de Venezuela, yo he estado máximo un mes fuera; pero este diciembre mis amigos que vinieron me hicieron reafirmar que Venezuela ES el MEJOR país del mundo. Jamás lo he dudado. Pero ¿Nos cansamos? Cuando estamos en la recta final ¿Nos vamos a rendir? ¡NO! Me niego a que sea así. Tengo ya 7 años luchando contra este sistema que se impone, quemando neuronas para hacer análisis, poniendo granos de arena, y es por eso que -ni aquí y afuera- acepto que alguien me diga .

No, si te cansaste, consigue alguien que te dé apoyo, que te ayude, que te dé fuerzas, pero no te puedes desmayar en el último minuto. Piénsalo pana, NO es el momento de decir , es el momento de decir: .

Yo sigo y seguiré con mi terquedad de ganarle terreno a todo este asunto, pero sola se hace más difícil.

Nuevamente, discúlpenme que los haya hecho creer que me iba. Y discúlpenme por lo largo de estas letras.

Texto Campaña:
“So we all remember last year’s game of writing your
bra color as your status? Or the way we like to have our handbag handy?
Last year, so many people took part that it made national news and the constant updating of status reminded everyone why twe’re doing this and helped raise …awareness!!
Do NOT tell any males what the statuses mean… keep them guessing!! And please copy and paste (in a
message) this to all your female friends! It’s time to confuse the men again (not that it’s really that hard to do ;]) The idea is to choose the month you were born and the day you were born. Pass this on to the GIRLS ONLY and lets see how far it reaches around. The last one about
the bra went around all over the world. Your status should say: “I am going to________________for___________ months.”

The day you were born should be for how many months you are going:

January–Mexico
February– London
March–Miami
April—Dominican Republic
May–France
June– St Petersburg
July–Austria
August–Germany
September–New York
October – Amsterdam,
November – Las Vegas,
December – Alaska

Remember dont tell the guys”

1

Jan

Me sumo: ¡366 sonrisas o más!

Revisando Twitter, siendo -como dice Batita- indigente de la Web me crucé con un tweet del Señor Eleazar “Caps” Briceño, su nuevo proyecto de 2012. Me metí en el link, leí el post y me gustó, así que aquí se los dejo a ver si se suma más gente.

Tomado “prestado” de su blog “Un Dos Tres por Todos”

De Caps:

366 sonrisasHoy arranca un nuevo año y desde hace tiempo lo esperaba para iniciar otro de esos proyectos con los que uno arranca todo emocionado y esperanzado de que durará al menos lo que dura el año.

Lo cierto es que antes de que se terminara el 2011 unos de mis deseos fue “menos drama y más comedia para el 2012” porque en Venezuela parece que las malas noticias abundan y realmente era medio frustrante llegar a casa para sólo ver y leer dramas.
Previendo que este año estará repleto de aburrida política y para contrarrestar las siempre presentes malas noticias, me propuse a encontrar diariamente al menos una buena noticia o cualquier cosa que nos haga llegar hasta el 2013, si los Mayas lo permiten, con una sonrisa en la cara…y por supuesto publicarla aquí para compartirla con todos.
Les presento a “366 sonrisas: Sinónimos de Buena Vibra”, una sección que servirá de vitrina para la para tus logros, los míos, fotos divertidas, anécdotas e ideas creativas que aporten buena vibra a este año.
Ya estoy buscando la primera para compartirla antes de que se acabe el día y así comenzar a contar…. Esperemos que sean más de 366!
Feliz año Venezuela!

1

Jan

… Llegó el 2012

Tenía 6 años esperando que llegara el 2012, casi no lo puedo creer. Este es, definitivamente, un año importante. Tengo la vibra de que será un año de retos, de recompensas y de muchísimo trabajo. No sólo en el ámbito personal, sino también en lo que respecta al país.

Este es un año de pasar a otro nivel… Así que lo mejor es, desde ya, ponernos a trabajar, planificar y ejecutar.

Para todos: ¡Feliz 2 0 1 2!

A Gozar.

30

Dec

11 momentos, cosas, personas que marcaron mi 2011.

Laura SolórzanoDefinitivamente, hasta ahora, puedo decir que el 2011 ha sido uno de los mejores años que he vivido en mi vida. Aún hay proyectos pendientes, pero avanzan. Cosas nuevas aparecieron en mi historia para decirme que vivir tiene sentido cuando disfrutas el viaje.

Gracias a todos lo que de una manera u otra marcaron mi 2011, me gritaron que sí podía, que era posible hacer lo que te gusta y tripear en el proceso. Aquí les dejo lo que espero sea una tradición según el año.

  1. DosPuntoUno: Piensa Diferente, No hagas el mal y disfruta la felicidad, son tres de las filosofías de la empresa que desde el 01 de febrero me adoptó. Trabajar con Guillermo Amado y Hugo Londoño (y Angie Nuzzo, por supuesto) ha sido una de las aventuras más divertidas que he encontrado en este libro llamado vida. No sólo lo que he aprendido profesionalmente, sino como ser humano. Entre las cosas buenas que me trajo este cambio fue conocer a gente como LuisMa, Antonio, Tugues, Dimartino y compartir más con Fer. Para mí, trabajar en DosPuntoUno implica hacer lo que te gusta, con gente buena vibra, es decir, pararme temprano con ganas de trabajar.
  2. Unas Cucus en España: Volver a España este año fue un reto. Reconciliarme con la política de mi país, con las ganas de luchar un poco más allá de ese grano diario que todos debemos poner. Pero sin duda, lo mejor de ese viaje fue encontrar a mi grupo de amigas: Anabel, Yoslin, Mercedes, Renata, Maybe y Mónica. Unas niñas que me enseñaron que sí es posible tener un grupo de amigas y no huir en el intento. Las amo.
  3. Mujeres del Siglo 21: Por allá por enero, yo estaba echando unos cuentos femeninos y pues todo el mundo se reía, así que decidí comenzar un blog: “Mujeres del siglo 21: cómo ser mujer y no morir en el intento”. Dos segundos después mi enana y una de mis mejores amigas Amanda decidió sumarse en este capítulo. Unos días después se sumó Beatriz “Batita” González. Hoy, tenemos www.mujeresdelsiglo21.com con muchísimas visitas cada vez que posteamos y posibilidades de expandirnos. Ser mujer puede ser divertido. Gracias guapas, las amo.
  4. Cuba: Después de regresar de Buenos Aires y España, decidí que debía viajar a un lugar que siempre había querido conocer: Cuba. Mis 25 eran la mejor excusa para ello. Así que mi regalo fue: Un boleto para Cuba. Pasé 4 días interesantísimos, conociendo una cultura llena de heridas, conociendo gente, tomando fotos y afianzando mi amistad son Mave e Isaac, pero sobre todo con Anabel. A Cuba quiero volver, sé que lo haré. Allá nos espera una familia adoptada que es sencillamente maravillosa.
  5. Viva la Tecnología: Un kindle, un iphone, una imac, un android. Esos fueron, y siguen siendo, algunos de mis juguetes del 2011. Aprendí a vivir con la tecnología y a encontrar el equilibrio entre el mundo virtual y el mundo off-line. Además de eso, cree un tumblr, cambié mi blog y, como dije arriba, creé www.mujeresdelsiglo21.com. I Love Apple.
  6. Series, papás, y Saul: Este año continuamos con una extraña tradición familiar. Nosotros no somos de las familias que hace todo junto o que deja de hacer cosas un día de las madres para comprar regalos a mamá. Tenemos una tradición y es ver temporadas completas de series como Survivor o The Amazing Race en unas cuantas noches. Así que comiendo cualquier cosa, nos echamos en el cuarto de mis papás a verlas. Estos momentos me hacen recordar que tener una familia es importante.
  7. Música: Si hay algo que define mi 2011 es la buena música que escuché, desde la internacional Adele hasta Los Crema Paraíso. Los tambores y tradición del Grupo Herencia siguen marcando hitos en mi vida, este año aumentaron más mi fe en nuestra música. Los dos conciertos de Masseratti, los toques de Los Mentas, Gaélica, Viniloversus, Famasloop, La Vida Boheme son recuerdos que están grabados como un buen soundtrack. Y cómo olvidar al Guajeo, Los Hermanos Naturales, Goyo Reina, Aquiles Baez y Linda Briceño. Gracias por esa música.
  8. El Fútbol que viva: Las idas la estadio a ver a los Rojos del Ávila o las noches de fútbol de la Vinotinto en casa de Jorge junto a Andrés, Luisfer, Mafer, Raulito, Fran, Renata y Goyo forman parte de los cuentos que en unos años le echaré a mis hijos con unos buenos rones. No solo saber que la Vinotinto y los rojos están subiendo el nivel cada día un poco más, sino que ahí estarán mis amigos para llorar de alegría o de rabia.
  9. Tango, mi lindo Tango: Otra de mis metas para este año era aprender a bailar tango, así que apenas me bajé del avión llegando de España busqué toda la información y comencé mis clases. Mis profesores son unos duros y desde Agosto no han parado de viajar por el mundo ganando competencias, así que espero tenerlos en 2012 de vuelta para continuar las clases.
  10. Secreto número uno: Algún día revelaré cual es el número 10. Ellos saben quiénes son. Mis nuevos amigos, mi grupo de humor, mis amigos de desahogo. Nuevamente, la única mujer en un excelente team que en 2012 seguirá cosechando cosas positivas y momentos de aliento.
  11. Amigos en Venezuela: Este es un año atípico, así que he tenido la oportunidad de ver a amigos que tenía dos o más años sin ver. Esto ha hecho mi diciembre un mes lleno de alcohol, comida y buenas vibras. Los extrañaba. (A Pati la vi antes, pero también cuenta, porque la extraña muchísimo, muchísisisimo. Muak!)

Así se dibujó mi 2011.

Y el 2012 se pinta, interesante, divertido, seductor…Académico.

10

Dec

En Venezuela sí manda el pueblo

Creerán ustedes que al leer estas líneas se encontraran con frases que motivan las ganas que tenemos de salir de Chávez. Sin embargo, debo decirles que no es así. Hace unos minutos escuchaba al presidente y llegué a la conclusión de que en Venezuela sí manda el pueblo.

Pero antes de que se alteren, les aclaro qué pueblo… Siempre hablamos de lo buenos que somos, lo positivos y buena vibra, pero nunca hablamos de ese pueblo miserable y resentido…

En Venezuela manda ese pueblo que aún teniendo oportunidades de estudiar no lo hizo porque nunca le regalaron la nota. Ese pueblo cuyo valor no es el trabajo, sino las ganas de de tenerlo todo fácil… Manda un pueblo lleno de odios y complejos porque en el fondo no recibieron el amor que esperaban. Manda un pueblo envidioso y que es incapaz de ver que aquellos que hoy en día tienen dinero es porque sudaron cada centavo.

Un pueblo que acusa injustamente a los inmigrantes de “robarnos” en país sin darse cuenta que desde que ellos llegaron aquí no han hecho más que trabajar… Ese pueblo, lleno de malandros, de gente resentida, de acomplejados, es el que dirige un presidente como el nuestro.

Me disculpan si mis palabras ofenden y no van en todo con el día, pero debemos saber que esa Venezuela también existe, que debemos tratar de entender cómo tratarlos, qué decirles, y sobre todo cómo educarlos. A esos, los del pueblo del presidente les digo, que las cosa en la vida se sudan, se ganan, se lloran; no salen en sorteos de cajas de cereales. A ustedes les digo que nos veremos en menos de un año. Espero que un poco hayan reflexionado.

28

Nov

Carta a Carola Chávez

Carola,

Justo antes de irme a dormir recordé que un amigo me había dicho que leyera tu carta, soy de las que tiene “crisis” porque desde hace meses no encuentra su champú (carísimo por un control de cambio), pero aún así sobrevivo.

No me conoces, pero te contaré un poco mi historia. Tengo 25 años, nací en el paraíso, crecí entre La Pastora (El infiernito) y Barrio Ajuro en Higuerote, estudié en colegios privados en Catia, donde aún vivo, porque mis papás se paraban todos los días a echarle un cerro de ganas para que sus hijos -mi hermano y yo- tuviésemos la mejor educación. Los colegios públicos desde hace años no son una opición y hoy en día menos, la violencia les ganó.

Fui de las que disfrutó carnavales en el boulevard de sabana grande y de las que era feliz cuando me decían: Hoy vamos a McDonalds. Todavía no conozco “disney” pero moría por hacerlo, sólo que el presupuesto de mis papás llegaba hasta Margarita. He disfrutado cada uno de esos días porque he aprendido. No me quejo ni siento resentimiento, todo lo contrario, soy feliz de lo que me ha tocado vivir.

Recuerdo un tanque entrando a Miraflores, recuerdo muertos en VTV, recuerdo el día que ganó Chávez cuando mi mamá me dijo: Este hombres nos va a dañar el país, es un resentido. A lo que le contesté: Un militar no puede gobernar un país (con muy poca consciencia política).

Me tocó pasar noches enteras asustada en mi cama después del “13 de abril” porque los sonidos de disparos y robos en Catia no eran normales, y no me vengas chica con que “el pueblo tenía hambre” porque Carmona gobernó horas, Chávez ya tenía años y además aquí robaron: muebles, televisores, motos, lo que menos se robó fue comida.

¡Ah! Soy negrita y amo serlo, tengo rulos y los amo también, me siento orgullosa del negro, del blanco, del amarillo de mi país, creo que somos multicolor y ese es mi color favorito.

Ahora que te dije quién soy, sin ganas de extenderme demasiado, quiero preguntarte varias cosas:

1. ¿Por qué usas Blogspot para postear? ¿Sabías que esta plataforma de blog fue creada en el “capitalismo”?

2. ¿No tenemos derecho a escoger el champú más caro? Podrían, digo yo, lanzar una marca y competir. Ah, pero eso no es una opción porque ustedes son de los que te quitan el control cuando comienzan a perder.

3. ¿Cuál es tu celular? ¿Cuál fue tu último destino? ¿A quién fue a recibir Rosainés al aeropuerto? Todos estos, querida Carola, son productos que se hacen en países con libertades económicas e individuales.

4. ¿Con cuántos guardaespaldas andas? ¿Cuándo fue la última vez que te robaron? Una ley como esa, que obligará a cerrar empresas generará más desempleo en el país, y eso llevará a más delincuencia. La gente no podrá darle de comer a los suyos y robar (o secuestrar) será un negocio más viable. No estoy inventando esto, si quieres pásate por la morgue chica, hasta te acompaño y nos tomamos un café mientras con tu costosa ropa “socialista” te burlas del dolor de la gente.

5. ¿Cuándo fue la última vez que viste a los indigentes de la calle? Cada día hay más y más personas que pierden su trabajo y en medio de la depresión terminan en ese lugar porque no tienen más destino.

Podría seguir escribiendo preguntas infinitas que me pasan por la mente, pero es absurdo, porque tu tienes dos tapones en los odios, color verde y con este símbolo $, y además los tienes también en los ojos; pero está bien mujer, a todos nos puede pasar eso. Sigue sintiéndote guapa y apoyada. Yo seguiré de este lado, escribiendo y sufriendo por mi champú carísimo, pero nos vemos el 07 de octubre, cuando seas tú la que no puedas ir de compras a Mayami.

Sin más que decir, porque mañana debo trabajar para ganarme el dinero que poco alcanza por “el control de cambio y el nuevo control de precios”, se despide una catiense caraqueña, negrita y con ganas de crecer libremente en mi país.

Saludos.

Laura.

PD: Les dejo la carta de la “jeva” “Me congelaron el champú”

Page 4 of 7« First...23456...Last »