Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

31

Jan

Por qué defiendo a los motorizados

Estoy en contra de la ley que restringe el tránsito de los motorizados en las noches y les diré por qué. Según el CICPC, el 80% de los delitos en Venezuela se cometen en moto, pero “existe un índice de impunidad del 90%, por lo que sólo 9 sospechosos son detenidos por cada 100 homicidios”. Entonces, ¿El problema son los motorizados? No.

Según escuché ayer, hay aproximadamente 2.000.0000 de motos en Caracas, SOLO en Caracas. Yo soy usuaria de mototaxi, los uso casi a diario porque me gustan las motos, es la manera más sencilla de trasladarse en una ciudad en la que no puedo usar bicicleta (vivo en Catia, trabajo en Chacao). De todos los motorizados en los que me he montado, TODOS están de acuerdo con que existe un problema de inseguridad grave en el país, pero también están molestos porque a ellos se les ve como malandros.

Sí, existe un porcentaje de ellos que se monta en las aceras. Sí, existe un alto porcentaje que usa la autopista (yo siempre ando en moto en la autopista) porque igual no los regulan ¿Se imaginan que las motos no pudiesen ir por la autopista? Entonces, los carros no pudiesen ir por las avenidas porque habría, por lo menos 15 veces más motos en las avenidas. Sí, existen los motorizados que se comen el semáforo, pero cada vez menos. Sí, cuando atropellas a uno llegan como 50 más porque son un gremio UNIDO. Y sí, son los más organizados y los únicos que han logrado que el gobierno “los escuche”, no porque den miedo, sino porque están organizados. Sí, son los tipos que están en contra de una ley injusta. Sí, ellos están claros que aquí el problema de la inseguridad no es porque haya o no motos, el problema es que existe 90% de impunidad en Venezuela.

Es como ayer cuando estaba haciendo cola para comprar aceite. Un señor se quejaba por la cola y criticaba al vigilante. Yo, amablemente, le expliqué que el problema NO era que estuviésemos haciendo una cola para dejar los bolsos. El problema es que tengamos hacer cola para ver qué conseguíamos para hacer otra cola para pagar solo dos del producto que se consigue; cazar alimentos cuando lo normal es que uno pueda planificarse e ir de compras CUANDO LE DÉ LA GANA, CUANDO LE DÉ LA GANA y LO QUE LE DÉ LA GANA.

El problema aquí es que el gobierno es experto en sembrar odio. En diciembre, con su guerra económica, sembró más odio en contra de los comerciantes y les echó la culpa del desastre económico ¡Y se lo creyeron!. Ahora culpa a los motorizados de sus incapacidades para resolver el tema de las armas ¡Y se lo están creyendo!

El problema en Venezuela es que hay un gobierno infinitamente ineficiente y un pueblo cuya indignación también escasea. El gobierno y el Estado en Venezuela se fusionaron y su función es sembrar odio entre nosotros para pelearnos mientras ellos siguen robando y dañando el país. Si ustedes creen que aquí nos pondrán una “tarjeta de racionamiento”, piensen que probablemente tengan que dejar de “darlas” porque se les acaba el material porque alguien se robó los reales y porque otro guisó con las tarjetas.

En Venezuela gobierna un grupito que lo único que hace es crearnos distracciones. Entonces, los motorizados NO son el problema. Los comerciantes (aunque abuses y eso está mal) NO son el problema. Los que raspan los cupos son un problema, consecuencia del control de cambio. Deje de pelearse por pendejadas y no se distraiga del verdadero culpable del desastre en Venezuela: El Gobierno.

 PD para mis amigos chavistas: Quienes históricamente han etiquetado a grupos en la sociedad, son los de derecha. Sálganse del clóset y vean la realidad.