Laura Solórzano

Escribir es estructurar la vida

1

Jan

Brindo

Brindo por la musa que me regresaste.

Por quienes hoy se despiertan con la persona que les hace feliz.

Por los que se atrevieron a ser ellos mismos sin que les importe los que otros piensen.

Brindo por los que piensan diferente y aún así comparten una cerveza.

Por las mamás que dejan que sus hijos tengan personalidad propia.

Por las mujeres que se arriesgan e invitan a bailar a un hombre.

Brindo por quienes salen del “clóset”.

Por la metas del nuevo año.

Por los amigos que extraño.

Brindo por los nuevos retos.

Los nuevos trabajos.

Los nuevos encuentros.

Las nuevas historias.

Brindo por las veces que me caí y me levanté con una sonrisa, porque todo dolor pasa.

Por los tatuajes de este año. Brindo por Caracas y Montevideo.

Por las comunicaciones, la fotografía, el guión y lo nuevo.

Brindo por los que partieron.

Por los nuevos amigos.

Por las nuevas caricias.

Brindo por mi abuelo.

Brindo porque brindar no garantiza más que la sonrisa y un buen trago.

Brindo porque te quiero a mi lado, pero debo esperar.

Por las nuevas fronteras.

Por las series, los libros, las películas.

Por las nuevas banderas.

Brindo por los cuentos del bar.

Por el bar de la esquina.

Brindo porque me provoca, porque puedo y quiero.

Brindo por ustedes, por mi, por ellos, sus ellas, las mías.

Levanten las copas, los vasos, las botellas y vamos a brindar.